Reseña de Avengers: Endgame


Pude publicar esto hace una semana, pero realmente quería y necesitaba darle una vuelta mucho más profunda al regalo que nos dio Marvel en EndGame.

Hace exactamente una semana se estrenó en nuestro país la última entrega del Universo Cinematográfico de Marvel, MCU por sus siglas en Ingles, Avengers Endgame. Además de ser la última película en estrenarse en este universo, es la que le pone cierre a la denominada saga del infinito. La interacción de 22 largometrajes a lo largo de 11 años.

Es posible que el párrafo anterior sea mi máximo esfuerzo por ser objetivo en cuanto a Endgame. Me demore una semana porque simplemente quería digerir totalmente el momento, ver el filme más de una vez (ya van tres y me queda por lo menos una) y ridículamente esforzarme por parecer serio y objetivo ante algo que es más que cine, es una etapa, es un evento, es una regalo potente, maravilloso y perfecto para los fans del MCU. Es una película que más que nunca parece haber sido hecho pensando en nosotros los “marvelitas”, es la cima del Fanservice, pero afortunada y maravillosamente un fanservice perfecto para los fans duros, casuales e incluso desconocidos de este universo.

Para hablar de Endgame es imposible no referirse a todo el MCU y su saga del infinito, que partió en un ahora lejano 2008, de la mano de Iron-Man con un Robert Dowley Jr. que parecía haber nacido para el papel. La dirección de Jon Favreau le dio un realismo parecido al de la saga x men pero con un tono mucho más luminoso, heroico. Todo esto paso bajo la supervisión de Kevin Feige, quien se trasformó en el rey midas del naciente Marvel Studios. El punta pie inicial lo dio la escena post créditos de Iron man, con Nick Fury presentándose ante Tony Stark.

Luego vinieron grandes películas (Avengers, Capitán América el soldado del invierno, Guardianes de la galaxia volumen 1, Black Phanter) algunas buenas pero olvidables (Thor, antman, Iron man 2) y otras que aunque aprobaron, estuvieron más cerca de ser malas (Hulk, Thor el mundo oscuro, Avenger Age of Ultron). Todo esto para que el año pasado llegara Avengers Infinity war, un filme que nos mostró por primera vez a los héroes más grandes del planeta derrotados, diezmados, caídos. Fue un golpe de efecto muy potente. Un filme que rompió el paradigma que venía trayendo Marvel. Por primera vez el protagonista de la historia fue el villano Thanos, el titán loco se convirtió en el malo definitivo del MCU. Lo que en mayor o menor medida nos dieron por diez años, nos lo quitaron con un chasquido.

Lo único que queríamos era una revancha, una oportunidad, una redención para nuestros héroes.

Endgame comienza casi exactamente donde termina Infinty War. Nos muestra los efectos de la acción de Thanos. Vemos a nuestros héroes literalmente quebrados porque no saben del todo como lidiar con lo sucedido, se siente responsables, incluso algo de culpa y recriminación nace de ellos.

La primera hora del filme es dura, incluso difícil, nos sorprende rápidamente. Incluso el triunfo nos parece más una derrota.

Los hermanos Russo en esta primera parte parecen hacer una radiografía del hoy. Un mundo individualista, dominado más por la culpa de quedarse en el que por la alegría de sobrevivir. Aquí está la declaración mayor, el mundo puede ser un lugar cruel, pero depende de nosotros seguir adelante.

Ya con esa idea, con la convicción de seguir, cueste lo que cueste, es cuando realmente comienza la aventura.

Ojo que aunque es difícil que después de una semana no lo sepa o no haya visto la película, de aquí en adelante se puede encontrar con spoilers menores de Endgame.

Y aquí es donde se pone difícil para un fan de Marvel, como yo, porque todo lo que viene es un regalo.
La forma que escogen nuestros héroes para salvar el día llega de manos del héroe menos conocido para el mundo donde se mueve, llega de la mano de Antman, que además es salvado por casualidad. ¿Que nos están diciendo aquí? Claramente que todos son importantes en esta historia y en nuestra propia historia.

Antman, un fresco Paul Rudd, sabe que el viaje en el tiempo es la respuesta.

En Endgame se logran abrochar todas las historias escritas por estos diez años en el MCU. Lo importante aquí son los personajes. Es una película obviamente llena de efectos visuales, hay cgi y pantalla verde en casi cada toma, pero lo que importa es el crecimiento o caída de nuestros protagonistas.

En cada toma hay un homenaje a las películas con las que crecimos. Vamos a reconocer escenas, lugares, personajes. Además el trabajo esta tan bien hecho que la película nos da una visión distinta y mejor a otros filmes de la franquicia. Entendemos muchas cosas de la batalla de nueva york, de la relación de Thor con su madre, de la relación de Tony con su padre y más.

Todo está conectado, hay millones de referencia al MCU y otras cuantos millones más a los comics. Y no solo a los comic más antiguos de la editorial, también a los más recientes como Secret Empire, si, aquella historia donde el Capitán América es un agente de Hydra.

Pienso cómo fue posible lograr unir 22 películas durante 11 años y darle una coherencia total para este cierre. No encuentro respuesta. La verdad el trabajo hecho es increíble.

Lo más probable, y lo mejor logrado por los hermanos Russo en este filme es que logran emocionarnos en todo momento, los reencuentros y las separaciones nos tocan la fibra.

¿Porque nos emocionamos tanto? Bueno, crecimos o maduramos con estos personajes. Les tenemos cariño, amor. Ellos han crecido tanto como nosotros.

A nivel personal puedo decir que vi Iron man en el 2008, solo. Anoche vi Endgame nuevamente, acompañado de mi esposa, tres de mis hijos. Todos se emocionaron en el cine.

Es verdad que la película no es perfecta. Tiene algunas ideas que parecen un poco forzadas y para entender algunos desenlaces hay que tener un conocimiento previo importante de la saga del infinito, si usted no conoce la saga o no la conoce mucho, igual se va emocionar, divertir y pasar increíble, pero va verse obligado a preguntar algunas cosas y, realmente podría tener 20 minutos menos y no le restaría nada (igual hay algunos que sienten que le falta media hora) ¿es eso importante? Realmente no. Aquí lo importante es la emoción lograda al ver como hemos crecido con una historia y unos personajes que aunque llevan años viviendo entre nosotros gracias a los comics, hoy se convierten en historia y en parte completa de la cultura popular.

Endgame logra ser también una representación de nuestros tiempos de una manera positiva. Aunque al principio nos da una idea de un mundo solitario y muy herido, también nos muestra la apertura al mundo actual de personajes que en algún momento fueron, equivocadamente, para algunos, un símbolo de otras cosas.

Ver a Steve Rogers en terapia de grupo con un hombre gay, al equipó de mujeres del MCU uniéndose para derrotar a Thanos y el protagonismo que terminara tomando San Wilson, no son ideas para ser políticamente correctos. Son un reflejo de nuestros tiempos, del hoy. Eso es un mensaje tan poderoso como las habilidades de nuestros héroes.

Es verdad que endgame es un cierre perfecto a estos 11 años de la saga del infinito. La forma de cerrar las historias de los vengadores principales es emocional y épica, pero también es un comienzo en grande de nuevas historias, de personajes jóvenes y diversos. Vendrán nuevas y poderosas aventuras ( te pienso Disney +).

Me he dado muchas vueltas en las mismas ideas, pero es que el viaje es tan intenso que hay pocas formas de describirlo. Es finalmente personal e individual. Cada uno llorara de manera distinta el triunfo de nuestros personajes, ya sea logro o pérdida. Estamos frente a una historia que es simple, es netamente lo que Joseph Campbell describió como el camino del héroe, lo brillante es que aquí vemos más de un camino y lo vemos por 11 años, este es solo el cierre, porque como dice Tony Stark, el que lo comenzó todo, “Parte del camino es el final”

Gonzalo Andrés Morales Favreau

Ser ambiguo. Fan de Marvel, pero Batman es su copiloto, Trekki pero amante de Star wars, en su play list habitan de Juan Gabriel a Muse, pasando por Emanuel y David Bowie. Lector que pasa mas tiempo viendo series. Técnico en bibliotecología que paso por las aulas del periodismo. Vulcano en entrenamiento para dominar la disciplina del kolinahr y purgar toda emoción.
Gonzalo Andrés Morales Favreau
Loading Facebook Comments ...

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *