Una Ana Karenina chilena y alucinada llega al Museo Artequin del 3 y el 19 de octubre


El unipersonal “Ana Kareniña” relee la novela de Tolstoi desde la actualidad con una delirante protagonista, interpretada por Claudia Vergara. Su director es Guillermo Jorge Alfonso y el texto es de David Costa, este último radicado hace más de una década en Buenos Aires. La temporada breve se desarrollará entre el 3 y el 19 de octubre en el Museo Artequin.

Ana Kareniña es un unipersonal que revisa desde hoy el clásico Ana Karenina, siendo la protagonista una mujer que sufre machismo, desigualdad de género y una sexualidad sometida al orden social. Su protagonista es una chilena que dejó a su marido e hijo por un argentino, y que se encuentra sola en un espacio delirante entre Santiago y Buenos Aires. La obra es una relectura del texto que David Costa, dramaturgo chileno afincado en la capital argentina, presentó allí el 2013. Ahora se estrena en Santiago con la dirección de Guillermo Jorge Alfonso y la actuación de Claudia Vergara (“Winnipeg”, “Punto Ciego”). La propuesta, que además cuenta con la música de la chelista Ángela Acuña, tendrá sólo 9 funciones en el Museo Artequin, entre el 3 y el 19 de octubre.

El espacio escénico de “Ana Kareniña” se ubica en la mente de la protagonista, entre dos letreros de neón: uno opaco que dice Santiago, y otro azul cielo donde se lee Buenos Aires. Ella habla con estos letreros, transitando entre su pasado -su marido y el hijo que dejó- en Santiago, y su presente retrospectivo que es en Argentina, dónde está quien fue su amante. Claudia Vergara transita por diversos registros actorales, desde el realismo a la farsa desatada, entre varios. Un tren de juguete y sus largas vías circundan el lugar de representación, como parte del viaje real y mental del personaje.

Alfonso, el director, cuenta que se trata de “un proyecto de investigación, creación y producción teatral que contempló un laboratorio interdisciplinario intensivo de 4 semanas, con un asesor teórico de género, una psiquiatra, actrices y actores, una compositora musical, un diseñador, activistas feministas, sociólogas invitadas, entre otras, donde se revisó el estado actual de la Mujer en nuestra sociedad a partir de la desestructuración dramática-social de una figura literaria heredada desde hace dos siglos”.

Este trabajo sirvió de base para que David Costa -en una residencia creativa en Santiago- reformulara su texto inicial, que fue presentado en la Plaza de Mayo y al interior de la estación de trenes de Once, de Buenos Aires.

Alfonso vio la pieza en Argentina, donde estudiaba, y el tema lo encontró de nuevo cuando Claudia Vergara le pidió dirigirla en una pieza de micro teatro de 20 minutos, pero él le propuso hacer una obra completa. Al director le conmueve la especie de cárcel social en la que está atrapada el personaje femenino en “Ana Karenina”.

“En el original de Tolstoi, una mujer aristócrata atrapada en las apariencias de su clase social, se casa con alguien de quien no está enamorada. Conoce el amor estando ya casada. Esto se puede seguir contando después de dos siglos, ya que la novela de Tolstoi es de 1877. Cuántas cárceles distintas pueden ocasionarse en las personas, en el desarrollo de nuestra sexualidad, que es identidad. Eso me movilizó a hacer la obra. Si esto pasa con una mujer heterosexual, que supuestamente está dentro de un orden hetero normativo, qué queda para las minorías restantes que ni siquiera están integradas en las apariencias”.

Revela que sobre todo quiso explorar en este monólogo “aspectos de la sexualidad, algunos de los parámetros que pueden regir a las mujeres y que son tan distintos a los de un hombre. La investigación en torno a la problemática de la percepción de la realidad, me condujo a utilizar registros actorales diversos. Es decir, no es una obra de realismo, no es una obra de farsa, ni surrealista, pero se transita entre sí. Hay textos que conllevaron a alterar el registro actoral inmediatamente y eso lo torna completamente delirante”.

Alfonso realizó siete intervenciones en el texto original de Costa, que desarrollaron temas como el aborto, la sexualidad, el deseo, la culpa y el suicidio en la vía pública. Abordó “Santiago” como un símbolo de represión, y “Buenos Aires” como un símbolo de fantasía y placer.

Parte de la propuesta es presentarlo en un espacio no convencional de representación, para que comunicara la sensación de vacío, y de vulnerabilidad.

“Ana Kareniña” cuenta con el auspicio del Colegio Médico de Chile y Tienda Tu Arte, y el patrocinio del Centro de Ciencia y Cultura de Rusia, y de la Embajada de la República Argentina.

Claudia Vergara: Actriz de la Universidad de Chile, miembro fundadora de la destacada Compañía Impasse, con la cual trabajó durante ocho años. Ha actuado bajo la destacada dirección de: Luis Ureta, Marcos Guzmán, Raúl Osorio, Alfredo Castro, Marco Espinoza, Cristián Keim, Alexander Stillmark, Rodrigo Marquet, Claudia Pérez y Rodrigo Muñoz, entre otros. Actualmente trabaja en las compañías Chilean Business, Teatro de Mal Gusto, Teatro en la Ruta.

Guillermo Jorge Alfonso: Actor, escritor, y teatrista chileno. Ha publicado sobre teatro argentino y chileno en la revista ALIAS, del diario il Manifesto (Italia), desarrolla su formación teatral en Santiago de Chile con talleres dictados por Jaime Silva, Ricardo Herrera, Fernando Villalobos, Juan Radrigán, Ariane Mnouchkine y el Théâtre du Soleil, además de participar del Gran Circo Teatro. En 2004 es becado para cursar la carrera de actuación en la ya desaparecida Academia de Teatro Domingo Tessier. En 2011 su performance “En busca del cuadro sin nombre o lo que siempre intento titular” fue invitada a la programación del Festival delle Arti Sceniche Contemporanee Al Limite -producida ésta por el Ayuntamiento de Venecia-, además de presentarse el mismo año dentro del Palacio Ca’ Zanardi (XVI), sede del Pabellón del Tíbet para la 54° Biennale d’Arte di Venezia. En 2012 es becado y agente cultural del Centro de Investigaciones Artísticas CIA, de Buenos Aires, considerada como una de las becas más relevantes de arte contemporáneo en Sudamérica.

David Costa: Dramaturgo, director, actor, performer, y profesor de letras.

Ha escrito y puesto en escena más de una decena de obras teatrales propias en las que en su mayoría ha actuado, y en varias, ha intervenido además desde la dirección, aunque privilegie la creación colectiva en su labor. Egresado de la Escuela de Teatro de la Universidad de Chile. En Santiago de Chile trabajó y se formó con influyentes teatristas de la escena nacional. Hace más de una década reside en la capital argentina, donde desarrolla periódicamente diversas intervenciones teatrales y performáticas, en solitario y junto al artista trasandino Diego Neón, con quien fundó la compañía Joven Miel.

Ficha artística
Actriz: Claudia Vergara
Composición musical: Ángela Acuña
Autor: David Costa
Dirección: Guillermo Jorge Alfonso
Asistencia de dirección: Bárbara Donoso
Diseño integral: Francisco Valenzuela
Asesoría siquiátrica: Ana María Contreras
Asesoría de género: Leonardo Arce
Producción: Teatro de Lo Ausente & Gloria Malig
Registro fotográfico: Ximena Henríquez & Teatro de Lo Ausente
Registro audiovisual: Mauricio Álamo

Coordenadas
Museo Artequin, Metro Quinta Normal
3 al 19 de Oct
Jueves 3, 10, 17
Viernes 4, 11, 18
Sábado 5, 12, 19
A las 20:30 horas

Adhesión voluntaria
Cupos Limitados

Reservas: tengolapurakarenina@gmail.com
Instagram: @tengolapurakarenina

Sigueme en

Claudio Diaz Muñoz

CEO y Director General de StarWlog. Adicto al Café, a los libros, Star Trek y traficante de Cultura
Claudio Diaz Muñoz
Sigueme en