Reseña Libro: Los Reyes de la Arena de George R.R. Martin


Este mes nos adentramos en los cuentos de terror de George R.R. Martin.. Si amigos de StarWlog… ¡Terror! (Nuestro bonachón y admirado escritor no sólo abarca la fantasia y ciencia ficción). Son 8 cuentos extrañísimos, inquietantes, muy interesantes y con un roce sobrenatural que se agradece.

Los Reyes de la Arena (Cuentos de Terror) de George R.R. Martin ya se encuentra disponible en librerías, distribuída bajo el sello Plaza & Janes de Penguin Random House (Me Gusta Leer). Para más información visite https://www.megustaleer.cl/libro/los-reyes-de-la-arena-biblioteca-george-r-r-martin/CL31804.

Dentro de los “Super 8” cuentos encontramos:
El tratamiento del Mono y El hombre con forma de Pera podrían considerarse relatos de terror más clásico, sin mezclar con otros géneros. En el primero, un hombre con obesidad mórbida emprende una dieta tan estricta que deja a la altura del betún a la de la alcachofa.

En el segundo, un inquietante vecino con forma de pera hace enloquecer progresivamente a la nueva inquilina de su edificio (e incluye una frase que me llegó al alma: «Trabajaba en casa, cosa que, a ojos del resto de la civilización occidental, quería decir que no trabajaba y punto»). Los dos relatos, ambientados más o menos en el momento de su escritura, tratan las obsesiones y los prejuicios en clave de terror sobrenatural.

El principal y que da vida .. ¿o muerte? al libro.. Los Reyes de la Arena es una historia liviana, sin complejidades, donde hallaremos un mundo del que no se dan demasiados detalles como para lograr transportarnos a un “planeta extraño” (de hecho la historia podría encuadrarse en un mundo de fantasía y lograr el mismo efecto en la mayor parte de la historia) pero a fin de cuentas no necesita tanto de esto como para hacernos sentir en un mundo de ciencia ficción (la imaginación hace el resto).

Simón es una persona sádica, manipuladora y ególatra, estas características están muy bien definidas en la historia y, a medida que continua la historia, todo esto queda a flor de piel y se profundiza; es un personaje brillante e ideal para el propósito de la novela.

La misma es atrapante y de lectura rápida, posee ciertos toques de terror reflejadas en situaciones desesperantes y muertes tortuosas. El tramo final es muy bien manejado y desarrollado, los actos y situaciones son totalmente acorde a los hechos y al personaje.

Con un final inesperado, que me pareció muy bueno, terminó como todo debía terminar. Deja en evidencia como el exceso de poder transforma al hombre, exponiendo nuestros peores sentimientos y deseos, y en cierta forma nos brinda la lección de que no debemos jugar a ser dios y no debemos afectar a la naturaleza para nuestros propios caprichos, todo esto en apenas cien páginas.

Veamos algunos puntos comunes con Canción de Hielo y Fuego. Simon, de Los Reyes de la Arena no es precisamente un héroe, su personalidad sádica y egocéntrica se ve reflejada también en ciertos personajes de CHF como por ejemplo: Joffrey Baratheon. Además, Simon es alguien que solo actúa para lograr sus metas y obtener beneficios para sí mismo y no duda en pisar a los demás para lograrlo, esto también se ve reflejado en otro personaje de CHF como por ejemplo: Bronn. Aquí también se hará notoria la falta de escrúpulos de Martin en hacer sufrir y aniquilar a sus personajes.

Y los puntos diferentes con Canción de Hielo y Fuego. En Canción de Hielo y uego el mundo es más detallado en los aspectos fantásticos, no así en  Los Reyes de la arena en cuanto a la ciencia ficción.

A diferencia de Canción de hielo y fuego, es bien aprovechado el género en el cual está escrito (fantasía), aquí no se aprovecha mucho el hecho de estar en un mundo de ciencia ficción, existiendo muy pocos detalles sobre este género en esta novela, es decir: en esta obra hay pocas menciones a detalles que puedan sugerir adelantos tecnológicos futuristas, por ejemplo: se hace uso de un sistema de video llamadas (el relato fue escrito en 1979, eso era futurista para la época) pero salvo ese detalle y otros pocos, el mundo no posee ningún otro característica que nos haga imaginar un mundo de ciencia ficción. Martin desarrollaba su novela sin dar demasiados detalles.

Otro ejemplo: Simon vivía en una mansión y está bien, pero ¿Una mansión simplemente? ¿No hubiera sido mejor salpicar el mundo con detalles fantásticos de la “ciencia avanzada”? Se me ocurre: automatización de la limpieza, naves híper veloces, etc. para lograr un poco más de inmersión en un planeta lejano del espacio exterior, un futuro lejano y no dejarlo todo en casas comunes, bosques y pueblos que pueden existir ahora mismo, pero atención , estos detalles no restan buena calidad a la historia.

Recomendable Lectura para quienes siguen a Martin, les gusta el terror con tintes de drama fantástico. Si sobreviven, ¡nos vemos en la siguiente reseña!.

Raven

Cinefilo de Corazon, Serifilio de Espiritu, Lector Visionario. "One Love, One Blood, One Life".
Raven