Descubre el detrás de Historias de Miedo Para Contar en la Oscuridad. Estreno en cines, 15 de Agosto


La película de terror Historias de Miedo Para Contar en la Oscuridad (Scary Stories to Tell in the Dark) basada en la saga de libros por Alvin Schwartz, se estrena en las salas de cine de Chile el próximo jueves 15 de Agosto. Distribuye Diamond Films.

Historias de Miedo Para Contar en la Oscuridad
Dirigida por: André Øvredal
Escrita por: Dan Hageman & Kevin Hageman
Historia para pantalla por: Guillermo Del Toro, Patrick Melton y Marcus Dunstan
Duración: 107 minutos

SINOPSIS
1968: en Estados Unidos el cambio se respira en el aire… pero el pequeño pueblo de Mill Valley parece estar bastante alejado de los disturbios de las ciudades. Allí, durante generaciones, la sombra de la familia Bellows ha ido creciendo. Fue en su mansión en las afueras del pueblo donde Sarah, una joven con secretos horribles, transformó su tortuosa vida en una serie de historias de miedo, escritas en un libro que ha trascendido el tiempo, historias que se tornarán reales para un grupo de adolescentes cuando descubran el aterrador libro de Sarah.

CBS Films junto con eOne Entertainment, en asociación con Rolling Hills y Starlight, presentan una producción de Hivemind/1212 Entertainment/Double Dare You. Historias de miedo para contar en la oscuridad está dirigida por André Øvredal, sobre un guión de Dan Hageman & Kevin Hageman, a partir de una historia para la pantalla de Guillermo Del Toro y Patrick Melton & Marcus Dunstan.

Basada en la icónica serie de Alvin Schwartz, la producción estuvo a cargo de Guillermo Del Toro, p.g.a., Sean Daniel, p.g.a., Jason F. Brown, p.g.a., J. Miles Dale, p.g.a., Elizabeth Grave, p.g.a., y la producción ejecutiva, de Peter Luo, Joshua Long, Roberto Grande. La película está protagonizada por Zoe Colletti, Michael Garza, Gabriel Rush, Austin Abrams, Dean Norris, Gil Bellows y Lorraine Toussaint. Roman Osin, BSC, se desempeñó como Director de Fotografía; David Brisbin, como Diseñador de Producción; Patrick Larsgaard, como editor; Ruth Myers, como diseñadora de vestuario. La música estuvo a cargo de Marco Beltrami y Anna Drubich, bajo la supervisión musical de Howard Para, y el casting, a cargo de Rich Delia, CSA.

ACERCA DE LA PRODUCCIÓN
“Las historias sanan. Las historias hieren. Si las repetimos una y otra vez, cobran vida”. A lo largo del tiempo inmortal, han existido historias tan poderosas que pueden provocar hormigueos en la columna vertebral, quitarte el aliento, hacer la noche más sombría, erizar la piel y hacer que los niños (sin mencionar a los adultos) se protejan debajo de las sábanas. Inmersos durante mucho tiempo en el folclore estadounidense, estos cuentos sombríos se han contado una y otra vez en las fogatas, pijamadas, patios escolares, entre amigos y entre familias por la pura diversión escalofriante que conlleva. Pero, ¿qué pasaría si…? ¿Qué pasaría si las leyendas de horror sobrenatural, venganza y macabro fantasmal más sorprendentes, de repente, se convirtieran en realidad?

Eso es lo que sucede en Historias de miedo para contar en la oscuridad, un cuento de terror basado en la icónica pero profundamente misteriosa serie de libros de Alvin Schwartz. Como el equipo visionario del productor Guillermo Del Toro (The Shape of Water, Pacific Rim, Pan’s Labyrinth) y el director André Øvredal (Trollhunter) fueron los responsables de darle vida, la película dista mucho de ser una antología, sino que se trata de la historia sobre un grupo de jóvenes inadaptados sociales que deben enfrentar los temores que se interponen entre ellos y el futuro.

Todo comienza en 1968. A pesar de que se vive un momento de confusión, en Mill Valley las cosas permanecen relativamente adormecidas, hasta que los adolescentes marginados Stella, Ramon, Chuck y Auggie se atreven a explorar la casa embrujada infamemente espeluznante de la ciudad, la antigua casa repleta de telarañas de la supuesta asesina Sarah Bellows, donde encuentran un libro que demuestra tener poderes sobrenaturales colosales. Casi de inmediato, el libro cambia el destino de ellos. Uno por uno, se encuentran viviendo las historias que Sarah elige contar… Harold, The Big Toe, The Red Spot, entre otros… cada uno es convocado inexorablemente para luchar con sus propios miedos más espantosos.

“Queríamos recrear algunos de los cuentos de terror más preciados, aterradores, divertidos y entretenidos de los libros de Alvin Schwartz. Pero lo hacemos de una manera continua dentro de una historia sobre un grupo de amigos en la década de 1960”, explica Del Toro, quien ha explorado el poder del horror para conmover, emocionar e iluminar a lo largo de su carrera cinematográfica, reconocida con el premio Oscar.

A menudo apodado “rey de los monstruos”, Del Toro ha perseguido durante mucho tiempo el punto más alto de la invención y la emoción que inspiran los cuentos oscuros. Él adoraba tanto los libros de Historias de miedo que hace décadas compró varios bocetos de Gammell. Ahora, disfrutaba la oportunidad de crear algo nuevo con ellos. “Lo maravilloso de estas historias es que tienen el atractivo eterno de las historias de fogatas que invitan a las personas a temblar juntas con anticipación, incluso al escucharlas una y otra vez”, cuenta Del Toro, “a nuestra película le incorporamos diversión a esos temas de amistad, creencia, compasión y la idea de que las historias pueden dañar o pueden sanar”.
Del Toro continúa, “Hay dos tipos de películas de terror. Por un lado, las que en cierto modo te curan el alma. Pero luego está la película de terror que es como una montaña rusa. Es divertida, entretenida y emocionante, pero en última instancia tiene un espíritu humanista. Y ese es el tipo de película que André ha hecho, una con la que te diviertes asustándote”.

Para Øvredal, Historias de miedo para contar en la oscuridad no solo era una oportunidad para abordar su película más grande hasta la fecha, sino que representaba una oportunidad muy deseada para rendir homenaje a esas películas sobre niños que emprenden una misión y que inducen a preguntarse, que formaron su propia educación cinematográfica. Le atraía la idea de hacer una película de terror para mayores de 13 años que llegaría a un amplio rango de personas fascinadas por lo espeluznante.

“A Historias de miedo para contar en la oscuridad la abordé como una mezcla entre una historia de terror y una oda a las aventuras de Amblin, las que me encantaban de chico”, explica Øvredal. “Entonces, tienes estos personajes reales, divertidos y bien anclados que luchan contra las fuerzas del mal de los reinos de las fábulas y los monstruos. Quería tratar de equilibrar la energía y la adrenalina que obtienes del terror con las vibras positivas que de niño encontré en las aventuras de Hollywood, que hicieron que me enamorara de las películas”.

Mientras la película estalla en la pantalla con criaturas espeluznantes y pesadillas que cobran vida (pero sin sangre), Øvredal señala que también trata sobre las verdaderas ansiedades de crecer en un mundo desafiante. Desde el principio, la acción es impulsada por un elemento humano. Esto se destaca cuando Stella y sus amigos descubren que la famosa Sarah Bellows puede no haber sido el monstruo psicópata que los mitos de la ciudad les hicieron creer. Ahora, enmendar los errores cometidos contra esta marginada no tan diferente a ellos se convierte en su única esperanza de sobrevivir a las historias que está inventando en venganza.

“Crear monstruos en la pantalla fue divertido, pero los peores monstruos de esta película son las mentiras, los engaños y las historias falsas”, resume Øvredal. “Eso es lo que da comienzo al ciclo de miedo de la historia”.

EL LIBRO ATERRADOR
El folclore urbano, los cuentos de fogatas y los relatos de la vida cotidiana, escalofriantemente inexplicables y repentinamente perturbadores, han aterrado a los niños y adolescentes durante siglos.

Durante mucho tiempo han marcado un antes y un después a medida que los niños desarrollan la confianza e incluso la necesidad de enfrentar sus miedos, trazar las líneas entre el bien y el mal y descubrir cómo hacer frente a situaciones intensas. Pero fue a principios de la década de 1980 que el autor y periodista Alvin Schwartz recopiló algunas de estas leyendas horripilantes de antiguas antologías, revistas y folcloristas en una serie de libros que se convertirían en un fenómeno desmedido.

Su Historias de miedo para contar en la oscuridad tuvo tanto éxito, que pronto le siguió Más Historias para contar en la oscuridad y luego Historias de miedo 3: más historias para helarte los huesos. Originalmente ilustradas por el artista ganador de la Medalla Caldecott, Stephen Gammell, las historias cobraron vida no solo con palabras, sino también con dibujos en tinta salvajemente surrealistas y sin arrepentimiento, que parecían saltar de las páginas directamente a la imaginación, donde permanecieron.

Aunque Schwartz falleció en 1992, Historias de miedo para contar en la oscuridad se convirtió en una de las series de libros más queridas de los 90, y vendió millones de copias en su camino para convertirse en una piedra angular cultural para toda una generación. La pasión por los libros incluso provocó un movimiento controvertido para prohibirlos en las bibliotecas escolares. Sin embargo, parecía que cuanto más difícil era encontrar los libros, su popularidad aumentaba cada vez más. Como dice Del Toro, “los libros prohibidos se convirtieron en hierba gatera para los jóvenes aventureros”.

Quizás lo que más les gustaba a los niños es que estas historias no se reprimían. Estaban genuinamente diseñadas para presionar todos sus botones y sacar a la luz todos los miedos más salvajes. La primera vez que las leías era una explosión escalofriante. Pero podías leerlos una y otra vez y los sustos se mantenían frescos.

Para Guillermo Del Toro, que siempre ha visto a los monstruos como metáforas de lo que los humanos hacen todo lo posible para esconder y que cree que las historias de miedo son vitales para la formación de la psique de los niños, los libros de Historias de miedo fueron irónicamente una fuente de pura alegría. Cuando escuchó que CBS Films había adquirido los derechos, inmediatamente quiso unirse a la creación.

“Esta era una oportunidad para honrar el libro contando una historia más grande, sumamente aterradora pero también cargada del espíritu lúdico de la juventud”, comparte Del Toro. “Además era una oportunidad para ver el peso y la responsabilidad de la narración de historias, tan relevante en nuestro mundo de las redes sociales de hoy”.

El productor J. Miles Dale, que trabajó con Del Toro en su aclamada The Shape of Water, ya había tenido su propio encuentro personal con la potencia de las historias. “Mi hijo las leyó”, recuerda Dale. “Mi esposa las había comprado, y recuerdo haberlas visto pensando ‘estas no son historias para leer antes de dormir’. Pero resulta que mucha gente consideraba que estas historias eran formativas en la infancia, por lo que para Guillermo era como un terreno fértil”.

Del Toro comenzó con la idea del libro sobrenatural que se escribe solo, y que cambia la realidad en el proceso. “El libro básicamente personaliza una historia frente a tus ojos para aprovechar los temores de la persona que la lee”, explica Del Toro. “Esto te da la deliciosa emoción de ver venir una historia para cada personaje que conoces y luego prepararte”.

También sabía que para la historia quería un vibra retro. Pero en lugar de regresar al escenario de los años 80 cargado de aventuras de adolescentes, se fue hasta 1968, cuando los soldados estadounidenses cambatían en Vietnam y había muchas protestas. En un año de elecciones presidenciales que involucró asesinatos, disturbios y agitación cultural, una creciente sensación de profunda división nacional y cambio comenzaba incluso a afectar a pueblos remotos como Mill Valley.

Para Del Toro, 1968 permitió un mundo sin ningún indicio de teléfonos móviles o Internet, donde la vida era verdaderamente local, y definitivamente no se podían publicar sus extrañas experiencias en Instagram. Pero también, la época se sentía catalítica. “Todo el ideal del sueño americano y la inocencia estadounidense estaba cambiando a medida que el mundo se volvía mucho más complejo y aterrador en nuevas formas”, describe Del Toro. “La guerra de Vietnam en sí misma es una especie de fantasma que se cierne sobre la ciudad. Es un momento muy inestable para que estos niños se sometan a este rito de iniciación extremo”.

Para colorear los bocetos de la historia con personajes profundamente atrapantes, Del Toro recurrió al dúo de guionistas de Dan y Kevin Hageman. Conocidos por su trabajo en la exageradamente imaginativa película LEGO, acababan de colaborar con Del Toro en la serie de Netflix Trollhunters. Le gustaba la idea de que su estilo alegre y de alta energía contrapusiera el atractivo oscuro de las aterradoras leyendas de Schwartz. Los Hageman, a su vez, estaban ansiosos por abordar su primera película de terror.

“Nosotros no habíamos leído los libros porque creo que en nuestra escuela los habían prohibido”, reflexiona Dan Hageman. “Pero cuando Guillermo nos contó la historia, nos sumamos al instante. Siempre hemos querido escribir una verdadera aventura del paso a la adultez, y acá se nos presentaba la oportunidad de hacerlo mezclando a su vez estos miedos sumamente aterradores que a la gente de todas las edades les encantan”.

Kevin Hageman agrega, “Desde el principio, Guillermo dejó en claro que si bien quería que las imágenes siguieran el estilo de Gammell, quería que el corazón de la película se basara en los personajes, en los amigos tridimensionales y reales por los que te preocupas y con quienes te relacionas, lo que hace que el viaje sea mucho más espeluznante. Eso es lo que realmente nos emocionó, porque ese es el tipo de películas que siempre nos ha encantado, en el que experimentas más de un sentimiento, te emocionas y asustas, pero tal vez también te diviertes, enamoras y conmueves”.

Su primera tarea fue simultáneamente estimulante y difícil: elegir qué puñado de historias de los libros vincularían a la narrativa. “Guillermo nos dijo que buscáramos los libros y leyeramos todo”, recuerda Kevin. “Luego nos juntamos todos para cenar y compartimos qué historias nos llamaron la atención individualmente. Resultó que a los tres nos habían encantado las mismas historias que a los fanáticos. Por supuesto, hubo muchas historias que todos disfrutamos y que no pudimos incluir en esta película, pero también agregamos muchos mensajes ocultos que los fanáticos de los libros reconocerán”.

Cada una de las historias principales se adaptó para vincularlas con los cuatro amigos centrales de la película y sus propios viajes y ansiedades personales. “Si bien las historias son muy reconocibles en el libro, también le damos algunos giros a cada una para mantener a la audiencia alerta”, explica Dan. “Entonces, incluso si has leído los libros, no sabes exactamente lo que vendrá. Muchas de las historias también terminan abruptamente, lo cual es espeluznante en la página, pero necesitábamos encontrar formas de entrelazar sus finales en la vida de nuestros personajes sin interrumpir la acción”.

A medida que profundizaban en la escritura, los Hageman no pudieron evitar preguntarse mutuamente qué hace que los adolescentes ansíen cuentos de miedo con pasión. “Hablamos mucho sobre cómo todos recordamos esas historias que tanto nos asustaron por el resto de nuestras vidas”, cuenta Dan. “Te dejan una marca, pero creo que en el buen sentido, porque te das cuenta de que a veces está bien asustarse y sentirse abrumado por las emociones. Esa es la esencia del paso a la adultez: descubrir todas las cosas que las personas tienen que superar para funcionar en el mundo real. Pero con las historias, primero enfrentas tus miedos desde la seguridad de un libro o una película”.

Los Hageman también acudieron a todas sus películas espeluznantes favoritas, desde Poltergeist hasta The Ring. Pero evitaron lo sangriento y violento, siguiendo el ejemplo de Del Toro para adoptar un enfoque psicológico más puro. “No es necesario recurrir a lo sangriento para crear algo absolutamente aterrador”, señala Kevin. “Pero aún así queríamos que fuera lo más escalofriante posible dentro del marco de una película para mayores de 13”.

Con respecto a los personajes, los Hageman decidieron darle a la curiosa y solitaria Stella el papel principal. “Creo que lo que nos encantó de que Stella fuera la protagonista es que ella, de muchas maneras, es el reflejo de nuestra villana Sarah Bellows. Las dos son marginadas, y Stella siente compasión por Sarah. Nos encantó tener algo de sentimiento en medio de una historia de terror”, afirma Kevin. Dan agrega, “Con cada uno de los personajes, queríamos que el público empatizara con ellos y entendiera lo que cada uno significa para el otro para que la apuesta sea realmente alta”.

La leyenda de Sarah Bellows se inspiró en una sola frase pronunciada por Del Toro, que se convirtió en la bisagra de toda la película: las historias pueden lastimar y las historias pueden sanar. “Esa idea nos inspiró a escribir a Sarah como una mujer que se ve perjudicada por historias que son maliciosas, historias que son mentiras, historias que la llevan a convertirse en el monstruo que la gente dice que es”, señala Kevin.

La dirección de los personajes, especialmente los chicos, gratificó a Del Toro. “Estos personajes son chicos reales cuyas vidas, como la mayoría de nuestras vidas, están desordenadas. Están lidiando con problemas en la escuela, problemas en el hogar y temores del futuro a medida que se convierten en adultos”, dice Del Toro. “Sentir miedo es natural; vencerlo es extraordinario. Y estos chicos deben ser extraordinarios para superar las pruebas que enfrentan”.

EL DIRECTOR EXUBERANTEMENTE MISTERIOSO
En todo ese tiempo, Del Toro estaba en busca de un director que estuviera preparado y dispuesto a jugar libremente en el arenero creativo que Historias de miedo para contar en la oscuridad estaba destinado a proporcionar. Encontró exactamente lo que buscaba en el cineasta noruego André Øvredal, quien se había destacado con su oscuramente hilarante documental satírico Trollhunter, en el que tres cineastas estudiantes descubren a un hombre que afirma tener el peligroso trabajo de asesino de trol del gobierno. La originalidad y el humor inexpresivo de la película sorprendieron a los críticos y al público. Øvredal siguió esa línea con el thriller sobrenatural más aterrador, The Autopsy of Jane Doe, sobre los forenses padre e hijo que descubren un espantoso misterio,

El atractivo de Øvredal para Del Toro era simple, “André tiene un gran sentido del personaje, un gran sentido del humor, un gran sentido del ritmo y hace películas muy espeluznantes”.

Para Øvredal, recibir el guión fue el comienzo de su propia aventura fantástica. “No estaba familiarizado con los libros de Historias de miedo”, admite, “así que aprender sobre ellos me inició en la felicísima experiencia de conocer este increíble mundo de Alvin Schwartz y Stephen Gammell”.

La oportunidad de trabajar con Del Toro en este reino de monstruos que a ambos tanto les apasiona también fue algo que Øvredal no olvidará fácilmente. “Guillermo es un maestro narrando historias, de quien he aprendido mucho”, afirma. “Solo su comprensión de cómo contar una historia en la pantalla, sin mencionar su brillantez para crear criaturas impresionantes, fue crucial para la realización de esta película. Tiene un agudo sentido de cómo elevar todo lo que toca”.

Entre Del Toro y Øvredal se generó un tremendo ida y vuelta, dice el productor Dale. “Cuando Guillermo produce, es muy solidario y aporta muchas ideas, pero también quiere que el director incorpore sus propias huellas en la película. Afortunadamente, André también es un tipo muy visual, por lo que él y Guillermo hablaban el mismo idioma entre sí. Constantemente hablaban de cosas muy detalladas, como la paleta y el estilo de la cámara”.

Por mucho que intrigaran las monstruosidades de la película, Øvredal estaba muy entusiasmado por dar vida al estrecho círculo de amigos.

“Me gustó la idea de crear un grupo de amigos que provienen de entornos muy singulares y diferentes”, explica Øvredal. “Tienes a Stella que siempre se ha sentido como una extraña en el pueblo y está en aprietos con su relación con su padre. Tienes a Ramón, un mexicano-estadounidense que carga con sus propios secretos. Luego está Auggie, que tiene un nivel de vida superior, pero tiene problemas con su madre controladora. Finalmente, están los hermanos Chuck y Ruth, con Ruth como la chica genial de la historia y Chuck, un personaje enérgico y divertido con un sentido del humor bobalicón”.

Luego estaba Sarah Bellows, todavía en busca de un ajuste de cuentas. A Øvredal le resultaba convincente. “Sarah Bellows era una niña que había crecido como la oveja negra de una familia muy rica. Debería haberlo tenido todo, solo que su familia la consideraba diferente y por ello la trataba de un modo terrible”, describe Øvredal. “Básicamente estaba confinada a una habitación pequeña y por eso comenzó a inventar historias. Eventualmente se convertiría en un chivo expiatorio, lo que la estimuló a buscar venganza a través del miedo”.

Al abordar Historias de miedo, Øvredal sabía que debería asumir la considerable responsabilidad de provocar los escalofríos asociados con los libros. Describe su enfoque para asustar al público como “terror basado en la suspensión”.

“Me gusta construir pavor lentamente”, explica. “Me gusta dejar que la audiencia sepa que algo viene y construir la tensión de esa manera y luego mantenerlos como rehenes de esa tensión durante la mayor cantidad de minutos posibles”, se ríe. “En última instancia, son muchas cosas las que se requieren para generar esa tensión: las actuaciones, la fotografía, el diseño, la edición, la música y, por supuesto, el sonido también. Pero todo tiene que sumar temor”.

LOS ADOLESCENTES CURIOSOS
Stella: Los relatos de Historias de miedo para contar en la oscuridad se precipitan en el mundo de cinco adolescentes de un pueblo pequeño, dando vida a cada uno de sus miedos más profundos. La solitaria inadaptada que, sin saberlo, toma posesión del peligroso libro de Sarah Bellows es Stella Nichols, inteligente y luchadora, y amante de las historias por derecho propio, pero que trata de encontrar su lugar y su fuerza en un hogar problemático.

J. Miles Dale señala, “A medida que la historia se desarrolla se hace más evidente que hay paralelismos entre Stella y Sarah Bellows. Ambas personifican el tema de la película de que las historias pueden lastimar y las historias pueden sanar, y en el caso de Stella, ella trata de encontrar la forma de lograr que las historias que duelen se conviertan en historias que sanen”.

Asume este papel Zoe Margaret Colletti, quien se destacó en la adaptación cinematográfica de Annie en 2014l luego se se la vio en Wildlife, junto a Jake Gyllenhaal y Carrie Mulligan, y actualmente protagoniza City On a Hill, de Showtime. Asimismo, se la puede ver en los cines en Skin, de A24, junto a Jamie Bell y Danielle Macdonald.

La primera vez que Colletti escuchó sobre el proyecto, jamás había leído ni una historia de los libros de Alvin Schwartz, pero despertó su curiosidad. “Mucha gente se espantaba cuando mencionaba que estaba audicionando para Historias de miedo para contar en la oscuridad, así pensé que debía comenzar a leerlos”, explica. “Y, oh dios mío, eran tan asombrosos y tan espeluznantes y tenían un tono completamente singular”.

Cuando leyó el guión, se entusiasmó aún más al ver el modo en que las historias se entrelazaban en una odisea adolescente que capturaba las maravillas de la amistad como el horror de las criaturas horribles que surgían de la nada. “Me encantó la dinámica entre estos cuatro amigos y lo único que es cada personaje”, afirma Colletti. “Creo que cuando ves personas que te resultan tan agradables y fáciles de empatizar, los monstruos se sienten aún más reales”.

En cuanto a Stella, Colletti inmediatamente sintió un vínculo. “Es un personaje adolescente inusual, ya que es una persona introvertida en un lugar muy oscuro. Su madre no está muy presente y le cuesta mucho relacionarse con su padre. Lo que más me gusta de ella es que se siente sola en lugar de ser esta adolescente popular con 30 millones de amigos divirtiéndosa a lo loco. Es un guiño a la realidad de que para mucha gente la escuela secundaria puede ser muy difícil”.

Cuando Stella se encuentra con un forastero de paso por el pueblo, el amable y atractivo Ramon, todo cambia. “Stella y Ramon encuentran esta conexión mutua que ambos han estado esperando desde hace tiempo”, dice Colletti.

También encuentran el libro de Sarah Bellows, sin saber lo que les depara a ambos, sin mencionar a todos los amigos de Stella. “¡Ese libro causa muchos problemas!”, se ríe Colletti. “Termina conectando las historias que Sarah Bellows escribió hace un siglo directamente con la vida de nuestros personajes en 1968”.

Mientras Stella observa cómo el libro desentraña la vida de quienes la rodean, su mayor temor se hace cada vez más evidente: lastimar a sus seres queridos. “Tener el libro le da a Stella un cierto poder, pero es un poder aterrador, especialmente para alguien que se ha sentido impotente toda su vida”, observa Colletti. “Ella llega a temer lo que está trayendo a la vida de las personas que quiere”.

Ramon:Para Ramón Morales, se supone que Mill Valley no es más que una parada en el camino, hasta que conoce a Stella y se ve envuelto en una batalla épica contra las fuerzas macabras del anriguo pasado. Asumiendo el papel clave está Michael Garza, nativo de Texas de 19 años, a quien se lo ha visto en The Hunger Games: Mockingjay Part 1.

Ya fanático del arte de Stephen Gammell, para Garza eso fue cuestión de suerte. “Gammell sabe cómo aterrorizarte a través de la página, así que para todos nosotros tener la oportunidad de intentar darle vida a eso en la pantalla me parecía increíble”, comparte. “También me gusta el modo en que el guión mezcla los elementos fantásticos con las cosas por las que pasan todos los adolescentes”.

Como un típico outsider atraído por el misterio de un pueblo, Ramón despertó la intriga en Garza. “El está de paso y no piensa quedarse mucho tiempo en Mill Valley hasta que conoce a Stella”, explica Garza. “Creo que él y Stella son como espíritus afines. Ambos se sienten solos y un poco perdidos y encuentran consuelo el uno en el otro”.

Ramon está acostumbrado a no encajar, pero con Stella, puede ser completamente él mismo. “Como mexicano-estadounidense, Ramón se ha acostumbrado a ser menospreciado o considerado peligroso”, señala Garza, “pero Stella lo ve por quién es”. Por eso se queda en Mill Valley. Tiene sus propias grandes preocupaciones por el futuro con la guerra de Vietnam en curso, pero desconoce que en este pequeño pueblo se verá atraído por una situación tan aterradora”.

Sarah Bellows aprovecha el mayor temor de Ramón: el miedo a no hacer lo correcto. “Ramón teme luchar por algo en lo que al final no cree, algo que se vuelve muy importante para su historia”, explica

Garza: Garza, sin embargo, tiene una fobia diferente a la de Ramón. “Para mí, son las arañas”, dice. “Todo lo que tenga que ver con las arañas es muy espantoso para mí, ¡así que definitivamente temía filmar la historia de The Red Spot!”

Auggie: Inteligente, cerebrito pero dulce, Auggie Hilderbrandt es el primero del círculo de amigos en ser blanco del libro de cuentos de Sarah Bellows, en los talones del matón del pueblo, Tommy, y desaparece. Interpretando a Auggie está la estrella en ascenso Gabriel Rush, quien ya apareció en dos películas del director Wes Anderson: Moonrise Kingdom y The Grand Budapest Hotel.

A Rush le encantó la forma en que el guión entrelazaba las historias de miedo en una aventura más grande de cuatro amigos que luchan por salvarse unos a otros. “Estas leyendas urbanas fueron escritas para ser contadas, por lo que es realmente interesante lo que hizo el guión con el libro que se escribe y hace que cada historia comience a suceder en la vida real”, cuenta Rush. “Creo que a los fanáticos les va a encantar ver que estas ilustraciones que los asustaron en los libros cobren vida de esta manera”.

El período de 1960 también despertó la intriga de Rush. “La gran diferencia en ese entonces era solo la velocidad de comunicación”, observa. “Ahora, si se te presentaran algunas de las situaciones de la película, ¡solo buscarías en Google qué tipo de cosas extravagantes podrías enfrentar! Pero en 1968, tenías que buscar las respuestas por ti mismo, y tal vez tenías que subirte a un autobús e ir a un viejo manicomio en busca de registros. La época lo hace más divertido”.

Al igual que sus amigos, Auggie no encaja del todo, siendo un ávido lector que vive en su mundo y en casa está atravesando ciertas dificultades. “Auggie es hijo único y sus padres están divorciados, por lo que su amistad con Chuck y Stella es la única fuente de estabilidad en su vida”, señala Rush.

Rush disfrutó especialmente la camaradería de Auggie con Chuck, interpretada por Austin Zajur. “Tienen una relación divertida e hilarante que se sentía muy realista”, describe Rush. “Ambos siempre intentan sacarse de las casillas mutuamente, pero eso es también lo que los une. Me encantó trabajar con Austin, así que espero que eso se traduzca en la pantalla”.

El productor Dale agrega, “Auggie y Chuck son como Laurel y Hardy, o Dean y Jerry, ese tipo de pareja graciosa donde uno es un nerd gracioso y el otro es más académico y moralista, y verlos juntos es sumamente divertido”.

Típico de la personalidad de Auggie es su elección del disfraz de Halloween: no es el payaso genérico sino un Pierrot, el clásico personaje triste de la commedia dell’arte con su rostro melancólico y su camisa holgada. “El disfraz de Pierrot es una excelente metáfora de quién es Auggie. Quiero decir, él se toma a sí mismo en serio, pero para otros simplemente parece un payaso”, reflexiona Rush.

El mayor temor de Auggie es no saber, lo que se destaca cuando se ve envuelto en la historia The Big Toe. “Auggie es un gran cobarde”, asevera Rush. “Está atemorizado sabiendo que hay algo allí, pero no está seguro dónde exactamente. Es un miedo tan universal y creo que está muy bien transmitido cuando el libro viene por él. Filmar esa secuencia fue un gran desafío para mí, ¡porque nunca he hecho un trabajo de acrobacias como ese, ¡pelear contra demonios debajo de la cama!”

Chuck: Austin Zajur asume su primer papel importante en la pantalla como Chuck Steinberg, el bromista del círculo de Stella que la ayuda a descubrir los secretos de Sarah Bellows. Zajur es uno de esos chicos sobre los que los libros originales de Historias de miedo trabajaron con su magia espeluznante cuando aún era muy pequeño. “Ah, esas imágenes me han quedado grabadas para toda la vida”, reflexiona. “Y lo que me encantó es que el guión tuvo exactamente el mismo efecto en mí que las historias originales, lo cual fue realmente genial”.

También le encantó tener la oportunidad de asumir un papel que tiene muchos matices. “Chuck y Auggie tienen mucho humor, lo cual era genial, pero también tenemos grandes arcos de personajes y, además, nos vemos inmersos en algunas de las situaciones más espeluznantes que puedas imaginar”, dice.

Zajur describe a Chuck como “un inadaptado al que en realidad no le importa lo que los demás piensen. En su mayoría solo se preocupa por Stella y Auggie. Al final resultó que todos nos hicimos amigos, y creo que las relaciones en la pantalla en la película son muy parecidas a nuestras relaciones fuera de ella”.

Si bien a Zajur le entusiasmaba regresar en el tiempo a 1968, también señala que el período de tiempo le recuerda de muchas maneras a 2019 con todas sus divisiones y ansiedades. “1968 fue una época en la que muchas cosas estaban cambiando y había mucha incertidumbre para los jóvenes, que tiene mucho en común con la actualidad”, dice.

Por supuesto, como los demás, Zajur sabía que llegaría el momento en que Chuck tiene que enfrentar su mayor temor, que para él, se presenta en los deslumbrantes pasillos blancos de un antiguo manicomio. “El mayor temor de Chuck es estar atrapado y aislado donde siente que no hay escapatoria”, explica Zajur. “Creo que también teme que nadie crea que está diciendo la verdad. Y todo eso sale en esta escena genial, sumamente aterradora”.

Ruth: La hermana mayor de Chuck, Ruth Steinberg, puede ser la única chica genial entre ellos, pero Sarah Bellows tampoco la perdona. Primero, su amigo Tommy, interpretado por Austin Abrams (Euphoria, de HBO), desaparece en los campos, su ropa se encuentra en un espantapájaros viejo y harapiento. Entonces, Ruth tiene su propio incidente espeluznante. Asume el papel Natalie Ganzhorn, la joven canadiense a quien se la vio en televisión en Make It Pop y The Stanley Dynamic.

Ganzhorn la pasó de maravillas con la vivaz Ruth. “Ruth es el mayor ejemplo de la chica femenina”, describe Ganzhorn. “Está obsesionada con ser perfecta, siempre con el cabello y el maquillaje perfectos, y siempre con un vestuario encantador. Y, por supuesto, resulta natural que lo que más teme es la idea de perder el control”.

Eso vuelve a morder a Ruth, literalmente, cuando su personaje se encuentra con una araña en la mansión Bellows, que más tarde se convierte en una vertiginosa catástrofe. “Personalmente tengo tanto miedo a las arañas que sabía que no iba a ser necesario actuar para mi gran escena”, se ríe Ganzhorn. “Estaba verdaderamente aterrorizada de lo que le estaba pasando a mi personaje. Ahora estoy entusiasmada de ver las reacciones de la gente. Si filmar fue tan aterrador, me imagino lo espeluznante que será verla”.

Solo las prótesis faciales hicieron sobresaltar a Ganzhorn. “¡Cada vez que pasaba por un espejo, no podía evitar espantarme con lo que veía!”, confiesa.

Ganzhorn también sintió escalofríos en el set por Harold el espantapájaros, quien viene por Tommy. “Espero que los fanáticos del libro estén encantados con la forma en que Harold cobra vida. Me parecía que las ilustraciones del libro brotaban de las páginas”, reflexiona.

Al mismo tiempo, a Ganzhorn le encanta que la historia en el corazón de Historias de miedo para contar en la oscuridad sea mucho más que puros sustos. “Creo que tiene algunos temas geniales que vemos acerca del modo en que tratamos a las personas que son diferentes y no encajan estereotípicamente, pero es todo en este contexto que sabes que va a espantar”.

Se unen al joven elenco de Historias para contar en la oscuridad una serie de estrellas veteranas que incluyen a Lorraine Toussaint (Selma, Orange Is The New Black) como Lou Lou, la última persona viva que conoce los secretos de la familia Bellows; Dean Norris (Breaking Bad, Scandal) como el padre separado de Stella, Gil Bellows (Patriot, Jett) como el Jefe de Policía local y Kathleen Pollard (quien dobló a Sally Hawkins en The Shape of Water) como Sarah Bellows.

LOS CREADORES DE MONSTRUOS EN ACCIÓN
Cuando se publicaron los libros Historias de miedo para contar en la oscuridad por primera vez, lo que más sorprendió y emocionó a los lectores fueron las ilustraciones de Stephen Gammell. Cada una parecía casi arañar y salir de las páginas. Había algo casi sobrenatural en sus detalles, como si Gammell realmente hubiera visto, o al menos soñado, criaturas tan horribles en la vida real y hubiera enviado los dibujos de lo que encontró antes de que la tinta se secara. Desde el principio, la intención de Del Toro y Øvredal era encontrar una manera de mantener esa sensación intacta en la pantalla.

“Guillermo siempre se sintió atraído por la crudeza y el drama de los dibujos”, señala el productor Dale. “De hecho, años atrás había comprado un montón de ilustraciones originales de Gammell. El propio Gammell pensaba que no había obras de arte originales, pero Guillermo dijo, “Ah, compré 10 de ellas hace años en una tienda en el edificio New Line”.

Sobre la visión de Gammell, Dice Del Toro comenta; “Gammell tiene una forma de hacer estas líneas de grafito casi líquidas. No son solo monstruos, tienen personalidad, tienen intención, tienen inteligencia y tienen ternura”.

Con la determinación de preservar el arte de los efectos prácticos en el mayor grado posible, para Del Toro significaba que iba a necesitar reclutar a los mejores fabricantes de monstruos en Hollywood. De acuerdo con lo que queríamos crear, sabía que necesitábamos el más alto grado de escultura que puedas exigir a un artista, del tipo que solo unos pocos escultores pueden hacer”, explica Del Toro. “Por lo que convocamos a los mejores escultores que conozco en el negocio de efectos de maquillaje. Trajimos el Spectral Motion de Mike Elizalde, y Norman Cabrera y Mike Hill, cada uno, esculpió dos de nuestros monstruos principales. Son los mejores de la línea. No conozco a nadie mejor”.

Para Øvredal fue un aprendizaje intensivo en la creación de monstruos. “Es la primera vez que trabajo con monstruos prácticos a este nivel”, señala. “Al principio, pensaba, ‘está bien, supongo que tendremos que trabajar con criaturas digitales’, pero Guillermo me convenció desde el principio que no, que teníamos que hacer esto de verdad. Y estaba muy feliz por eso porque vi que estaba comprometido a hacer algo en un nivel creativo muy alto. Ver a estas criaturas cobrar vida de verdad fue maravilloso”.

Un veterano de los efectos de maquillaje y escultura de criaturas durante 3 décadas, Norman Cabrera trabajó por primera vez con Del Toro en Hellboy. Para Historias de miedo, Del Toro lo invitó a crear dos de las criaturas más emblemáticas de la colección: Harold, el espantapájaros y el cadáver sin dedo.
Por mucho que Cabrera apreciara los dibujos de Gammell, sabía que los desafíos que presentaba eran enormes. “El momento en que intentas convertir el arte de pluma y tinta en la página en algo tridimensional que existe en el mundo real, es algo completamente nuevo”, señala. “De repente, tienes que mirarlo desde todos los ángulos. Nuestro objetivo era mantener la fidelidad al arte, mientras le permitíamos vivir en un espacio real. Fue difícil a veces, pero también sumamente divertido”.

Para Harold, Cabrera comenzó convocando al actor Mark Steger (Stranger Things). “Tenía relación con Mark por haber interpretado monstruos en otras películas y sabía que era un artista increíble”, comparte Cabrera. “Entonces, comenzamos haciendo pruebas con él y luego esculpimos los rasgos de Harold sobre su rostro, girándolo constantemente y mirándolo desde todos los ángulos posibles. Cuando cobró vida con Mark, fue genial. Harold adquirió personalidad de sobra.

El resultado final provocó pesadillas incluso entre los integrantes del equipo. “Parecía incomodar a todos”, se ríe Cabrera. “El primer día que lo filmamos fue en la tormenta. El viento azotaba a Harold y, en cierto modo, parecía que estaba dando vida al campo de maíz con una energía sobrenatural. Fue sumamente mágico y aterrador”.

Del mismo modo, para The Big Toe, Cabrera y su equipo trabajaron con Javier Botet, quien retrata el cadáver esquelético a quien le falta el dedo gordo del pie. “Norman siguió a Gammell, y a Gammell le gusta usar texturas muy intensas y espacios negativos”, cuenta Del Toro. “Entonces, esto nos llevó a utilizar a Javier, un artista de España que es increíblemente delgado y nos ayudó a hacer que el cadáver parezca un cadáver vivo”.

Se une a Cabrera Mike Hill, quien colaboró con Del Toro en la criatura acuática que conforma el corazón de The Shape of Water. Para Historias de miedo, diseñó The Pale Lady y The Jangly Man.

Hill tomó su tarea extremadamente en serio. “La gente tiene recuerdos tan profundos de haberse asustado con las ilustraciones del libro, por lo que sentimos la responsabilidad de recuperar ese sentimiento. El objetivo es que a las audiencias nuevas les encanten estos personajes y a aquellos que leyeron los libros de chicos sientan que vuelven a encontrarse con viejos amigos”, afirma Hill.

La mujer pálida, una visión inquietante de una mujer con cabello largo y negro, una cara pálida a la luz de luna y una inquietante mirada melancólica, era una de las favoritas. Ella aparece en el libro Historas de miedo 2 de Schwartz en un cuento titulado El sueño. “Realmente me esforcé por hacerla lo más precisa posible con respecto al libro”, afirma Hill. “Algo en ella me hablaba. En cierto modo, parece una agradable señora mayor, pero cuando esa encantadora dama entra a tu habitación por la noche, ya no es tan agradable y todo el estado de ánimo cambia. Estoy sumamente orgulloso de lo mucho que el resultado final refleja la obra de arte de Gammell”.

Para Hill, crear al horrible Jangly Man esencialmente desde cero fue la cereza del postre. Aunque extraído de la historia Átame si puedes, intrépido caminante, en la que una cabeza cortada cae por una chimenea, Janglyman es una forma humana completa reconstruida a partir de partes del cuerpo cortadas. “Será una gran revelación para la audiencia porque no hemos visto nada como él en los libros”, comparte Hill. “Es el único personaje con un aspecto completamente original”.

Hill trabajó en estrecha colaboración con Troy James (visto recientemente como Baba Yaga en Hellboy de 2019), quien da vida a este personaje. “Comenzamos con una cabeza de látex de espuma y luego construimos partes del cuerpo de silicona en piezas separadas: brazos, piernas, manos, pecho y torso. Cuando todas estas piezas se unen, y él se pone de pie, Janglyman es una criatura aterradora de dos metros de altura, y creo que ese será un momento que se destacará en la película”.

Para Hill, trabajar nuevamente con Del Toro fue como un segundo sueño. “Trabajar con Guillermo es maravilloso porque te permite ser un artista. Él convoca artistas particulares porque ve en ellos la habilidad de dar vida a una criatura específica. Al mismo tiempo, no puedes engañarlo. Es tu mejor amigo, pero no puedes engañarlo porque él, al igual que tú, sabe perfectamente cómo se hacen estas cosas y qué se necesita para que parezcan reales”.

Del Toro trabajó con Spectral Motion en los más mínimos detalles para hacer que las criaturas se vieran únicas con las ilustraciones en tinta, simplemente utilizando efectos digitales en las etapas finales. “Una cosa que hicimos fue mantener a todas las criaturas muy pálidas, en blancos, grisáceos y amarillo pergamino, por lo que todos están bastante decolorados”, explica. “En algunos casos, creamos un efecto digital que hace que las cosas luzcan más líquidas y no tan sólidas. Era importante tratar de capturar esa sensación en las ilustraciones, porque ellas son la razón por la cual el libro ha perdurado más allá de ser historias de fogatas”.

LA CASA EMBRUJADA DE MILL VALLEY
Cuando comenzó la producción, André Øvredal reunió a un experto equipo para capturar y mejorar cada sobresalto y escalofrío, que incluye al director de fotografía Roman Osin, quien filmó The Autopsy of John Doe de Øvredal; el diseñador de producción Dave Brisbin (The Day The Earth Stood Still), diseñadora de vestuario nominada al Oscar® en dos ocasiones Ruth Myers (Emma, The Addams Family, LA Confidential); el editor Patrick Larsgaard (que trabajó con Øvredal en The Autopsy of Jane Doe y Trollhunter); y los compositores Marco Beltrami (dos veces nominado al Oscar® por The Hurt Locker y 3:10 to Yuma y nominado al Golden Globe® por A Quiet Place) y Anna Drubich (Anna Karenina).

En especial, Øvredal disfrutó de volver a trabajar con Osin. “Nuestros gustos son muy similares. A los dos nos encantan las lentes anchas y los ángulos bajos. Para esta película, hicimos referencia a muchos colores de la década de 1960 y, en busca de inspiración, miramos bastante a William Eggleston”, comparte Øvredal, refiriéndose al legendario fotógrafo conocido por su uso del color y sus monumentales tomas de habitaciones de motel, carreteras y escaparates cotidianos del siglo 20. “Queríamos que todo se sintiera auténtico para la época, pero también que se sintiera inmediato y real, no como un pastiche o nostalgia”.

Mill Valley fue creado como un lugar común de EE. UU., un pequeño pueblo con una sensación icónica y plácida, pero con sus propias tensiones subyacentes si uno profundiza… y un lugar que, como todos los pueblos estadounidenses de todos los tamaños y estilos, tiene su parte de leyendas misteriosas locales. En algunas ciudades, la fuente de esas leyendas podría estar alojada en un antiguo hospital u hotel; en otros en una granja o una parcela de bosque. Pero en Mill Valley, el oscuro pasado habita dentro de la decadente mansión Bellows.

Uno de los primeros triunfos importantes de la producción fue encontrar un sustituto perfecto para la mansión en una antigua ciudad petrolera victoriana en Ontario, Canadá. “Fue nuestro gerente de locación quien encontró esta increíble casa en un pequeño pueblo llamado Petrolia, en las afueras de Toronto. Nos sorprendió”, recuerda Øvredal. “Cuando entramos, el interior era tan fantástico como el exterior. ¡Parecía que la casa había sido creada para servir de casa embrujada en una película!

De hecho, la casa fue construida como hogar en 1890 por una familia de industriales adinerados. Encargaron que la estructura se hiciera eco del estilo románico Richardsoniano, la grandiosa e imponente versión de la arquitectura gótica soñada por Henry Hobson Richardson. Con las torres redondeadas del estilo, los techos en forma de cono, las paredes de mampostería gruesas y la sensación de fortaleza, ha sido durante mucho tiempo un estándar para las mansiones embrujadas. Pero en esta casa particular, en ruinas y abandonada desde hace mucho tiempo, la atmósfera estaba especialmente a punto.

La casa era tan intrigante que el diseñador de producción Brisbin se propuso recrear los interiores como sets más flexibles para que se adecue a la cámara itinerante que Øvredal disfruta usar. “La casa de Petrolia ya apestaba a barón industrial rico y malvado, que era perfecto. Pero luego nos expandimos en eso. Queríamos conectar una sensación de lo misterioso e irreal con algo que se sentiría real y arraigado”.

Brisbin continúa, “Entonces, utilizamos la casa como base para crear nuestros propios interiores. Añadimos un largo vestíbulo desde la entrada hasta la escalera [un homenaje a Gammell] para las escenas clave, así como una biblioteca y un comedor. La casa tenía su propio sótano intensamente espeluznante, pero luego creamos las catacumbas, lo que hace que sea súper escalofriante cuando ves el lugar donde la familia tiene a Sarah encerrada”.

Además de la casa en Petrolia, Brisbin vio la famosa Casa de los Cupples en St. Louis, una mansión románica de Richardson bien conservada y en forma de castillo, que fue encargada por el industrial Samuel Cupples a fines del siglo XIX. Los toques góticos de los interiores intensificaron la atmósfera, hasta el empapelado. “El empapelado era muy importante en las casas de finales del siglo XIX”, señala Brisbin. “Encontramos un maravilloso artículo de 1888 del diseñador francés C.F.A. Voysey que en realidad presentaba pequeños motivos diabólicos. ¡Eso se alineaba a la perfección con la casa de Bellows!”

Los interiores también tuvieron que pasar por varias iteraciones. “Todo en la casa tuvimos que envejecerlo 70 años”, señala Brisbin. “Lo que los adolescentes encuentran originalmente es un lugar profanado, polvoriento e incoloro. Pero incluso al comienzo de la película, solo por un momento, Chuck abre un armario y ve el mundo prístino de 1898 en el que los Bellows vivían”.

A lo largo de sus sets, Brisbin esparció numerosas pistas secretas para los fanáticos del libro. Para el reparto, los sets eran exactamente lo que necesitaban para que sus nervios se pusieran de punta. “Era sumamente importante tener el ambiente adecuado”, asevera Michael Garza. “La casa tenía que ser el trampolín para toda la locura que les sucede a nuestros personajes. Lo que el equipo creó fue definitivamente espeluznante e inquietante, pero también algo hermoso”.

LA CAMISA DE FUERZA QUE SE CONVIRTIÓ EN UN VESTIDO: EL VESTUARIO
Inquietante y hermoso también fue una combinación que inspiró a la diseñadora de vestuario Ruth Myers. Ella dice que fue la obra de arte de Gammell lo que la atrajo al proyecto. “Sería imposible hacer esta película sin estar realmente informados por los dibujos, que son fabulosos y únicos”, señala. “El vestuario tenía que sumar a esa atmósfera”.

Myers también se sintió atraída por trabajar con Del Toro y Øvredal. “Lo que me encanta es que tanto con Guillermo como con André hay una atmósfera de rodaje para las estrellas. Te hacen sentir que no hay razón para no ejercer la mayor presión posible”, dice.

Vestir a Stella, Ramon, Auggie y Chuck como los adolescentes típicos de finales de los 60, aunque no encajaban con su propio estilo, se convirtió en otra alegría. “Los veo como cuatro soñadores, soñadores que piensan que pueden mover montañas”, describe Myers.

Ella quería que fueran de su época, pero no de manera irónica. “Lo que realmente quería era que se destacaran en este contexto de una ciudad que está ligeramente en declive, pero sin que sean hippies locos y fabulosos”, dice Myers. “Por supuesto, 1968 se acercaba al Verano del Amor y todos estaban desechando las viejas referencias de moda. La ropa se estaba volviendo más unisex. Los jeans estaban poníendose de moda y ya no eran utilitarios. Así que jugué un poco con todo eso, pero de la manera en que lo verías en un pueblo pequeño”.

Sobre todo, Myers quería que la personalidad de cada personaje brillara a través de su ropa. “A todos los actores les encantó su vestuario y es lo que te indica que lo estás haciendo bien”, dice ella.

Stella, quien desvergonzadamente es ella misma, era una de las favoritas. “Ella tiene un sentido de estilo casi natural, que está bastante fuera del alcance de cualquier otra persona y que se ajusta a quién es”, dice Myers. “Hay cosas que usa y que obviamente se ha hecho ella misma. Por ejemplo, tiene unos pantalones ligeramente acampanados que obviamente son caseros, hechos con un par de pantalones rectos, que me hacía sonreír cada vez que los veía”.

Ruth tiene un estilo completamente diferente al de Stella. “Ruth es muy vanguardista, pero vanguardista de pueblo pequeño. Prefiere el glamour clásico de Brigitte Bardot, Marilyn Monroe o Dusty Springfield. Esa es su forma de destacarse en la ciudad”, observa Myers.

A Natalie Ganzhorn le encantó el look de Ruth. “Los atuendos me ayudaron a conectarme automáticamente con el personaje”, dice Ganzhorn. “Desde mi primera prueba me encantó todo lo que probé. Había muchísimos colores bonitos, faldas divertidas, lazos rosados ​​y cosas geniales”.

Para Ramón, Myers recurrió a los íconos adolescentes de los años 50 y 60. “Lo visualizaba con un estilo entre James Dean y Bob Dylan, y algunos otros también”, reflexiona. “Quería que se viera como un recuerdo idealizado del marginado sexy: alguien un poco peligroso pero carismático que llegó al pueblo y nadie sabe exactamente en qué anda”.

Luego estaba el dúo de Auggie y Chuck. “Me divertí con el Pierrot de Auggie”, se ríe Myers. “Me encanta que él sea alguien que normalmente ves con ropa más convencional, pero cuando sale de lo rutinario, lo hace a lo grande con un atuendo absolutamente ridículo, increíble y muy elegante. Con Chuck, hicimos que nada coincidiera. Tiene esa apariencia adolescente que dice que le importa, pero no le importa cómo se ve, ambos al mismo tiempo”.

Como golpe de gracia, Myers estaba vistiendo a Sarah Bellows, a quien Kathleen Pollard le da vida misteriosa. “Comencé con una paleta que combinaba con lo que David Brisbin estaba haciendo con la casa y el empapelado”, explica Myers. “Para Sarah, Guillermo siempre dijo que quería un vestido barroco, pero lo convertí en una especie de chaqueta victoriana. ¡Estoy muy orgullosa de esa pieza porque se siente de su época, sin embargo, es extremadamente aterrador, ese vestido cruel con sus terribles cadenas!”

El vestido de chaqueta fue un golpe de gracia para Øvredal. “El diseño de Ruth nos permitió tener este increíble momento cuando ves por primera vez a Sarah”, dice. “Ella emerge como una forma oscura en la sombra. Pero luego, lentamente, ves que lo que lleva puesto no es en realidad un vestido, sino una chaqueta recta complicada y desgastada, que es muy etérea. Lo que Ruth inventó no está en ninguno de los libros. Es totalmente original, algo que nos entusiasmó a todos”.

En resumidas cuentas, Øvredal quería que cada elemento de la película, desde los personajes hasta los decorados, volviera al encanto primitivo de las historias de miedo clásicas, pero que a su vez se sintiera fresca. “Lo que más quiero es que el público tenga una experiencia aterradora, pero maravillosa”, concluye. “Por supuesto que quiero que la gente tenga algunos sobresaltos, pero también que se vaya con una sensación de aventura que no esperaba de una historia de terror”.

En los minutos finales de Historias de miedo para contar en la oscuridad queda claro que, a pesar de todo lo que Stella ha perdido y aprendido en medio de los inquietantes eventos en Mill Valley, hay más para descubrir y más cuentos para contar. Natalie Ganzhorn concluye, “La puerta queda abierta para más historias, y eso tiene sentido porque la fascinación por las historias de miedo nunca pasa de moda”.

ACERCA DEL REPARTO
Zoe Colletti (Stella) se ha forjado un nombre por sí misma en el mundo del entretenimiento. Actualmente, se la puede ver a como la hija rebelde de Kevin Bacon en City On a Hill, de Showtime, producida por Ben Affleck, Matt Damon y Tom Fontana. Su trabajo televisivo anterior incluye un papel recurrente en la serie de AMC aclamada por la crítica, Rubicon, y papeles como estrella invitada en Past Life de FOX y Mercy de NBC.

En la pantalla grande, Colletti mostró su rango vocal cuando interpretó a ‘Tessie’ en Annie, de Sony, junto a Jamie Foxx, Cameron Díaz y Quvenzhane Wallis. Luego protagonizó el debut como director de Sundance de Paul Dano, Wildlife, junto a Carey Mulligan y Jake Gyllenhaal. Más recientemente, protagonizó Skin junto a Jamie Bell y Danielle Macdonald, que se estrenó en el Festival de Cine de Toronto y se estrenó en los cines el 26 de julio de 2019.

Colletti actualmente está filmando A Boy Called Christmas, para StudioCanal y Netflix, la que protagonizará junto a Kristin Wiig, Sally Hawkins y Maggie Smith. Cuando no está actuando, le encanta coser y reciclar camisetas viejas.

Michael Garza (Ramon) se lo conoce más por su papel recurrente de Frank Armstrong en Wayward Pines. Sus demás créditos recientes en televisión incluyen, Timeless y Angie Tribeca. El actor también encarnó el papel de Eddy en The Hunger Games: Mockingjay – Part 1.

Gabriel Rush (Auggie) hizo su debut cinematográfico en Moonrise Kingdom como Skotak, dirigida por Wes Anderson, con quien trabajó en The Grand Budapest Hotel. Sus demás créditos en cine incluyen, The Kitchen, A Little Game, No Letting Go, Little Boxes y programas de televisión como, Better Call Saul, Blue Bloods, SVU, Madame Secretary y Gotham.

Rush proviene originalmente de un ambiente de danza y teatro. Se unió al elenco de Broadway de Billy Elliot en el papel de Michael cuando tenía 11 años. Ganó los premios Young Entertainer en 2017 y 2018. También es diseñador de juegos, estudió en NYU Tisch y habla japonés con fluidez. Asimismo, está muy entusiasmado por interpretar a Auggie en Historias de miedo para contar en la oscuridad.

Austin Abrams (Tommy) se encuentra entre los jóvenes actores de Hollywood dignos de ver, que a la edad de 22 años ya cuenta con años de experiencia trabajando en algunos de los programas más importantes de la televisión como The Walking Dead, Shameless y Silicon Valley. Actualmente protagoniza junto a Zendaya la aclamada serie dramática adolescente de HBO Euphoria. Asimismo, se encuentra actualmente en producción de la película para adultos jóvenes de Amazon Studios Chemical Hearts, en la que interpreta el papel principal de Henry Page junto a Lili Reinhardt.

Abrams se ha mantenido ocupado en el mundo del cine independiente. Actuó en la aclamada comedia Brad Status, junto a Ben Stiller y también protagonizó recientemente, junto a Kelly Macdonald e Irrfan Khan, el drama independiente Puzzle. Además, se lo puede ver en las películas independientes de 2017 We Don’t Belong Here, Tragedy Girls y Grass Stains. Además, en 2015 protagonizó junto a Nat Wolff y Cara Delevingne en Paper Towns, basada en la novela más vendida de John Green del mismo nombre.

En la pantalla chica, Abrams ha contribuido con algunos de los programas de televisión más aclamados por la crítica. Más recientemente, interpretó al personaje Jackson Barber junto a Keri Russell en la temporada final del drama de FX The Americans, aclamado por la crítica. También interpretó al personaje recurrente Ron en la quinta y sexta temporada de la serie mega exitosa The Walking Dead de AMC. Antes de eso, puede que haber sido más conocido por interpretar al hilarante r inteligente Todd Cooper en la serie de MTV Inbetweeners. También tuvo giros memorables en la exitosa comedia de HBO Silicon Valley, la aclamada serie de Showtime, Shameless, y la comedia de media hora, SMILF, junto a Connie Britton como el hijo de su personaje, Casey.

Dean Norris (Roy) interpretó de manera memorable al incesante agente de la DEA Hank Schrader durante las cinco temporadas de la aclamada serie de AMC Breaking Bad. Con sus compañeros actores del programa, compartió el honor de televisión más importante de los premios Screen Actors Guild, por la Destacada Labor de un Reparto en una Serie Dramática. Breaking Bad fue honrada con los premios Golden Globe® y Emmy en la categoría Serie Dramática Destacada. A continuación, Norris interpretó el papel de ‘Big Jim’ Rennie, durante las tres temporadas de la exitosa serie de CBS Under the Dome. Actualmente se lo puede ver en Claws, que actualmente se transmite por TNT y TBS.

En 2018, se lo vio junto a Bruce Willis en Death Wish, de Eli Roth. Entre las películas más notables de Norris figuran Remember, de Atom Egoyan, junto a Christopher Plummer; Secret In Their Eyes, de Billy Ray, junto a Chiwetel Ejiofor y Julia Roberts; Fist Fight, de Richie Keen; The Counselor, de Ridley Scott; Little Miss Sunshine, de Jonathan Dayton and Valerie Faris; Evan Almighty, de Tom Shadyac; Total Recall, de Paul Verhoeven; Terminator 2: Judgment Day, de James Cameron, y Men, Women & Children, de Jason Reitman.

Asimismo, encarnó el papel de Benjamin Franklin en la éipca miniserie de History Channel Sons of Liberty, dirigida por Kari Skogland. Entre sus muchas apariciones en televisión como estrella invitada ha tenido arcos es The Big Bang Theory, CSI, Medium, Scandal y The Unit.

Gil Bellows (Jefe de la Policía Turner) es mejor conocido por haber creado el papel de ‘Billy Thomas’ en la serie de FOX, ganadora de los premios Emmy y Golden Globe®, Ally McBeal.

Bellows llamó la atención entre los cinéfilos y los críticos por su interpretación de un recluso con una inclinación por el conocimiento en Shawshank Redemption, elogiado por la crítica, junto a Tim Robbins y Morgan Freeman. Otros créditos cinematográficos incluyen Love and a .45, junto a Renee Zellweger, Miami Rhapsody, con Sarah Jessica Parker; The Substance of Fire, Richard III, dirigida por Al Pacino; The Assistant, con Joan Plowright y Armin Mueller-Stahl; Dinner at Fred’s, con Parker Posey; Judas Kiss, con Emma Thompson y Alan Rickman; Chasing Sleep, junto a Jeff Daniels, y Un Amour De Sociere, junto a Vanessa Paradis, Jean Reno y Jeanne Moreau.

Más allá de la actuación, los créditos de Bellows se extienden a la producción, habiéndose desempeñado como productor de Sweet Land, que ganó el premio Independent Spirit al Mejor Primer Largometraje, y Temple Grandin, para HBO, que fue aclamado por la crítica y nominado a 15 premios Emmy, de los que ganó 7, incluyendo Mejor Realización de Película de televisión. También ganó el premio Peabody y fue nominado para un premio Producer’s Guild, así como un Glden Globe®

Asimismo, Bellows protagoniza la serie de HBO, Jett, y la película próxima a estrenarse, Run This Town, con Damian Lewis y Ben Platt, y recientemente protagonizó la segunda temporada de Patriot, de Amazon. Además, produjo Business Ethics, y dirigirá el largometraje de Black List, Loose Women.

Lorraine Toussaint (Lou Lou) fue galardonada con el premio SAG y una nominación al premio NAACP Image, y más notablemente sorprendió al público como la reclusa viciosamente seductora ‘Vee’ en la segunda temporada de la exitosa serie de Netflix, Orange is the New Black. Por su desempeño, la actriz recibió brillantes críticas de TV Guide y Vanity Fair, y un premio a la Mejor Actriz de Reparto de los Critics Choice TV Awards. También recibió elogios por su actuación en la película nominada al premio de la Academia®, Selma, y su papel protagonista en la serie de fantasía / drama de ABC, Forever.

Toussaint actualmente lidera el elenco del drama de NBC The Village. También protagoniza la tercera temporada de Into The Badlands, de AMC, y puede ser escuchada como la voz de ‘Shadow Weaver’ en la serie animada de Netflix She-Ra and The Princess of Power, que regresó para su segunda temporada en abril.

En el cine, Toussaint coprotagoniza el thriller de ciencia ficción Fast Color, que se lanzó en abril. Dirigida por Julia Hart, la película se estrenó en South by Southwest en 2018 y fue aclamada por la crítica Toussaint recientemente finalizó la producción en la próxima foto biográfica de Gloria Steinem titulada The Glorias, basada en las memorias de Steinem. Interpretará a la icónica activista feminista y de derechos civiles Flo Kennedy, junto a Julianne Moore.

En cine, Toussaint coprotagoniza el thriller de ciencia ficción Fast Color, que fue estrenado en abril. Dirigido por Julia Hart, la película se estrenó en todo el país en 2018 y fue aclamada por la crítica. Recientemente, la actriz terminó de filmar la película biográfica de Gloria Steinem, The Glorias, basada en las memorias de Steinem, en la que interpretará a la icónica activista feminista y de derechos civiles Flo Kennedy, junto a Julianne Moore.

El primer papel de la actriz en cine fue junto a Burt Reynolds en la comedia policial Breaking In. Además, se la vio en Dangerous Minds, the Soloist, y Middle of Nowhere, de Ava DuVernay, por la que recibió una nominación al premio Independent Spirit. Entre sus créditos cinematográficos se incluyen, Sprinter, Girls Trip, The Night Before y Love Beats Rhyme.

Entre sus trabajos más recientes en televisión figuran, Rosewood, de Fox, y papeles recurrentes den Friday Night Lights, de NBC; Saving Grace, de TNT; Law & Order, de Dick Wolf; Ugly Betty, de ABC; The Fosters, de ABC; y apariciones como estrella invitada en exitosos programas como CSI: Crime Investigation, Grey’s Anatomy, Scandal junto a Kerry Washington y, más recientemente Grace and Frankie, de Netflix.

Antes de mudarse a Los Ángeles, Toussaint pasó 12 años actuando en las tablas de la ciudad de Nueva York. Su primera aparición en televisión fue en 1983 en The Face of Rage.

El mayor impulso profesional de Toussaint vino con su papel coprotagonista junto a Annie Potts en la serie de televisión Any Day Now, que le valió una nominación al premio NAACP Image a la Mejor Actriz en una Serie de Drama y el premio Wiley A. Branton para la Asociación Nacional de Abogados.

Nacida en Trinidad, Toussaint y su madre se mudaron a Brooklyn, Nueva York, cuando tenía diez años. Un temprano interés en la actuación la llevó a inscribirse en la reconocida High School of Performing Arts de Nueva York, seguida de la prestigiosa división de drama de la Julliard School, donde se graduó con una licenciatura en Bellas Artes. En su día de graduación, consiguió su primer trabajo remunerado como Lady MacBeth con Shakespeare & Company.

Los próximos proyectos cinematográficos de Austin Zajur (Chuck) incluyen la comedia El Tonto del director Charlie Day y el thriller Countdown del director Justin Dec. Zajur se dio a conocer por su interpretación de Carter en la película Delinquent, que creó una base de admiradores en el mundo del cine independiente, ganó el premio a la Mejor Película Narrativa en el Festival de Cine de Brooklyn, a la Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de Tallgrass y Mejor Película en el Festival de Cine de Beverly Hills. Sin embargo, es más conocido por su papel hilarante como Neil en la comedia de Warner Bros. Fist Fight, junto a Ice Cube y Charlie Day.

Zajur ha desempeñado papeles como estrella invitada en numerosos programas de televisión populares como, Speechless, Kidding, The Carrie Diaries, TURN: Washington’s Spies, Wonder Pets! y Mercy Street. Sus primeras apariciones como actor fueron pequeños papeles invitados en episodios de la miniserie de 2008 John Adams.

Además de actuar, Zajur canaliza su pasión por contar historias en su canal de YouTube. Los videos incluyen desafíos para niños, bromas captadas por la cámara, vlogs personales y videos de aventuras de viaje. Originario de Richmond, Virginia, Zajur reside actualmente en Los Ángeles.

Natalie Ganzhorn (Ruth) comenzó su carrera como actriz a la edad de 14 años con una aparición como estrella invitada junto a Andréa Martin en la comedia de televisión Working The Engels para Global. Mejor conocida por su papel secundario en dos temporadas de la exitosa serie de Nickelodeon Make It Pop, así como por su papel habitual en dos temporadas de The Stanley Dynamic para YTV. Susvcréditos cinematográficos incluyen, Wet Bum, dirigida por Lindsay Mackay, una selección oficial del Festival Internacional de Cine de Toronto 2014; la película televisiva The Night Before Halloween, dirigida por Sheldon Wilson para Syfy Network, y un papel principal en la película televisiva Holiday Joy, para Freeform, junto a Bailee Madison

El amor de Ganzhorn por la actuación se ha trasladado a muchas áreas diferentes de su vida. Estuvo muy involucrada en debates competitivos y oratoria y representó a Canadá en cuatro campeonatos mundiales. Después de ganar campeonatos internacionales consecutivos de debate en 2013/2014 y reclamar el título de Campeona Mundial de Debate y Oratoria en 2016, Ganzhorn decidió seguir una especialización en Ciencias Políticas en la Universidad de Western, Ontario, donde continúa sus estudios hoy.

Kathleen Pollard (Sarah Bellows) es una actriz canadiense que ha aparecido tanto en el escenario como en la pantalla. Originaria de Vancouver, se graduó de la Universidad Simon Fraser con una licenciatura en Bellas Artes con especialización en Teatro y fue miembro fundador de varias compañías de teatro independiente. Pollard comenzó a conseguir papeles en cine y televisión al mudarse a Toronto en 2012, y recientemente se la vio en The Handmaid’s Tale, Designated Survivor, de ABC, y The Strain (FX). En particular, actuó como doble de Sally Hawkins en la película ganadora del Oscar® The Shape of Water, dirigida por Guillermo del Toro.

ACERCA DE LOS CINEASTAS
André Øvredal (Director) se estableció como uno de los principales directores de género de Noruega con su película debut Trollhunter, que ganó atención nacional e internacional inmediata en el Festival de Cine de Sundance en 2010. En Noruega, la película fue aclamada por la crítica y un éxito de taquilla, lo que resultó en que Øvredal fuera elegido entre los “10 directores dignos de ver” de Variety en 2011. Su primera película estadounidense The Autopsy of Jane Doe se estrenó en septiembre de 2016 y recibió la aclamación de la crírtica. Luego de Historias de miedo para contar en la oscuridad, su siguiente película en The Long Walk, basada en la novela de Stephen King.

Dan & Kevin Hageman (Guionistas) son hermanos y enemigos de sangre declarados que han negociado la paz momentáneamente para escribir y producir algunas de las mayores franquicias animadas de cine y televisión. Más recientemente, fueron coproductores ejecutivos y showrunners de la serie animada Trollhunters, de Netflix, ganadora del premio Emmy, del aclamado director Guillermo Del Toro y Dreamworks Animation. En su segunda temporada, los Hagemans ganaron un premio Emmy a la Mejor Escritura Excepcional en un Programa Animado y ahora están nominados a un Emmy por su tercera y última temporada.

Previamente, los Hagemans cocrearon la aclamada película The LEGO Movie, con el productor Dan Lin, el director / guionista Lord & Miller y Warner Brothers Animation. La película ha ganado numerosos premios y ha generado spin-offs, secuelas, programas de televisión y atracciones de parques temáticos. Tras el éxito de la misma, los hermanos trabajaron estrechamente con la compañía de juguetes danesa para escribir y producir de forma ejecutiva LEGO Ninjago: Masters of Spinjitzu para Cartoon Network, basada en la línea de juguetes LEGO. Rápidamente atrapó la imaginación de los niños de todo el mundo y se convirtió en un fenómeno global. La exitosa serie animada acaba de emitir su décima temporada y ayudó a lanzar The LEGO Ninjago Movie, que ayudaron a desarrollar para la pantalla grande.

Otros créditos teatrales para Hagemans incluyen la creación de la historia de la exitosa película animada Hotel Transylvania, para Adam Sandler y Sony Animation, que se ha convertido en una franquicia que incluye tres secuelas y una serie de televisión. También escribieron el próximo lanzamiento de 2020 The Croods 2, secuela del éxito de taquilla de Dreamworks The Croods. Son productores ejecutivos y productores de una próxima serie animada sin título de Star Trek para CBS y Nickelodeon.

El cineasta ganador del Oscar, Guillermo del Toro, p.g.a. (productor, historia para la pantalla por) es uno de los artistas más creativos y visionarios de su generación, cuyo estilo distintivo se muestra a través de su trabajo como director, guionista, productor y autor. Su película más reciente, la fábula romántica The Shape of Water, fue una de las películas más honradas del año pasado, habiendo ganado el premio The Golden Lion en el Festival Internacional de Cine de Venecia junto con los premios Golden Globe®, BAFTA, DGA y PGA. Asimismo, lideró la edición Nro 90 de los premios de la Academia con 13 nominaciones y cuatro victorias en las categorías Mejor Película, Mejor Director, Mejor Banda Sonora y Mejor Diseño de Producción.

Nacido en Guadalajara, México, del Toro comenzó a experimentar con la cámara Super 8 de su padre a los ocho años y luego realizó numerosos cortometrajes antes de su primer largometraje. Estudió escritura de guiones bajo la dirección del veterano director mexicano Jaime Humberto Hermosillo y aprendió maquillaje de efectos especiales con el legendario artista Dick Smith (The Exorcist, The Godfather), quien se convirtió en mentor y amigo cercano. Del Toro pasó una década como diseñador de maquillaje para efectos especiales y fundó su propia compañía de SFX, Necropia, con su socio de animación Rigo Mora. Por otro lado, obtuvo por primera vez el reconocimiento mundial de la coproducción mexicano-estadounidense de 1993 Cronos, un thriller audaz que ganó el reconocimiento en Cannes, que él dirigió a partir de su propio guión. Sus películas posteriores incluyen Mimic, The Devil’s Backbone, Hellboy, Hellboy II: The Golden Army, Pacific Rim y Crimson Peak.

Del Toro obtuvo la aclamación internacional como director, escritor y productor por el drama de fantasía de 2006 Pan’s Labyrinth y fue honrado con una nominación al premio Oscar por su guión originao para la película, la que ganó premios de la Academia en las categorías de Dirección de Arte, Cinematografía y Maquillaje. En total, Pan’s Labyrinth obtuvo más de 40 premios internacionales y apareció en más de 35 listas de críticos de las mejores películas del año. Del Toro también es un productor prolífico con créditos como The Orphanage, Julia’s Eyes, Biutiful y Kung Fu Panda 2. Es el autor de la trilogía de novelas, The Strain, The Fall y The Night Eternal, que se adaptaron a la serie de televisión de terror de vampiros The Strain, en FX. Además, es el creador de la exitosa serie Trollhunters de DreamWorks Animation / Netflix.

Alvin Schwartz (basada en la serie de libros de) es conocido por un cuerpo de trabajo de más de dos docenas de libros de folklore para lectores jóvenes que explora todo, desde juegos de palabras y humor hasta cuentos y leyendas de todo tipo. Sus colecciones de historias de miedo: Historias de miedo para contar en la oscuridad, Más historias de miedo para contar en la oscuridad, Historias de miedo 3, para contar en la oscuridad y dos libros I Can Read, In a Dark, Dark Room and Other Scary Stories y Ghosts forman parte de su incomparable colección de folklore.

Sean Daniel, p.g.a. (Productor) es socio y cofundador de Hivemind. Con una carrera cinematográfica que abarca cuatro décadas, Daniel es la antigua cabeza de Universal studio, cuyo ejercicio incluyó Back To The Future, Animal House, The Blues Brothers, The Breakfast Club, Brazil, Field Of Dreams y Do The Right Thing. Como productor, sus películas han recaudado más de 2 mil millones de dólares en todo el mundo e incluyen clásicos que van desde Dazed and Confused a Tombstone a la franquicia Best Man Holiday y The Mummy. Sean es productor ejecutivo de la serie de ciencia ficción ganadora del premio Hugo de Amazon, The Expanse, que NPR calificó como “la pieza de ciencia ficción más importante que aparecerá en la pantalla chica en una década” y cuya cuarta temporada está en postproducción. Amazon anunció en Comic Con de San Diego que la cuarta temporada se estrenará el 13 de diciembre en Amazon Prime. También es productor ejecutivo de la muy esperada adaptación televisiva de The Witcher, basada en las novelas más vendidas que también inspiraron la exitosa franquicia de juegos, para Netflix con Henry Cavill como protagonista. Daniel trabajó estrechamente con su socio de Hivemind, Jason Brown, en el empaque, desarrollo y producción de las series de la compañía The Expanse y The Witcher.

Jason F. Brown, p.g.a. (Productor) es CEO y cofundador de Hivemind. Anteriormente se desempeñó como socio en The Sean Daniel Company, donde pasó la última década supervisando la pizarra de cine y televisión de la compañía y forjando asociaciones creativas internacionales. Actualmente sirve de productor ejecutivo de The Expanse, para Amazon Studios, que desarrolló y empaquetó desde su inicio con los escritos de los nominados al premio Oscar® Mark Fergus & Hawk Ostby (Children Of Men, Iron Man) basados ​​en las novelas más vendidas del New York Times. La cuarta temporada se estrenará el 13 de diciembre en Amazon Prime. También es productor ejecutivo en la próxima serie de Netflix, The Witcher, protagonizada por Henry Cavill y basada en las novelas más vendidas que también inspiraron la exitosa franquicia de juegos, que dirigió a través del desarrollo y la producción en asociación con el autor polaco de la franquicia y su equipo con sede en Europa. También está desarrollando la primera adaptación de la serie de acción en vivo de la exitosa franquicia de videojuegos Final Fantasy con Sony TV.

Brown creció en Berlín, Alemania y en San Francisco, California, donde comenzó a trabajar profesionalmente como periodista y crítico. Estudió cine en la Tisch School of the Arts de la Universidad de Nueva York y en Praga en FAMU, antes de comenzar su carrera cinematográfica de la mano del productor Scott Rudin en su oficina en Nueva York.

J. Miles Dale, p.g.a. (Productor) es un prolífico productor y director con una carrera de más de 30 años. Antes de producir Historias de miedo para contar en la oscuridad, produjo The Shape of Water, que ganó el Oscar® a la Mejor Película en la ceremonia de los premios de la Academia 2018. La película también ganó el premio PGA a la Mejor Película y fue líder en nominaciones, tanto para los Oscars® como para los Golden Globes® en 2018. Anteriormente, Dale se desempeñó como productor ejecutivo y director principal de la popular serie de FX Networks The Strain, cocreada por Guillermo del Toro, durante las cuatro temporadas. También se había asociado con del Toro para producir el éxito de terror Mama, protagonizada por Jessica Chastain, nominada al premio de la Academia® en dos ocasiones.

Los otros créditos recientes de Dale incluyen la aclamada remake de Carrie, protagonizada por la ganadora del Oscar® Julianne Moore, el éxito de taquilla The Vow, protagonizada por la nominada al Oscar® Rachel McAdams y Channing Tatum, y la precuela de terror de ciencia ficción The Thing, de Universal Pictures. También produjo el clásico de culto Scott Pilgrim vs. the World; la exitosa comedia Harold & Kumar Go to White Castle, de New Line; el aclamado Flash of Genius, protagonizado por el nominado al Oscar® Greg Kinnear, y Hollywoodland, de Focus Features, que recibió una nominación al Golden Globe® por la actuación de Ben Affleck.

Sus créditos en televisión incluyen, la nominada al premio Gemini, Robocop: The Series, la nominada al premio Emmy, Friday The 13th: The Series, y la película de TV aclamada por la crítica, AllAmerican Girl: The Mary Kay Letourneau Story, protagonizada por la nominada al Golden Globe® Penelope Ann Miller.

Dale hizo su debut como director de cine en 2002 con The Skulls III, de Universal, y ha dirigido episodios para una variedad de series de televisión, incluyendo The Strain y la exitosa serie ABC Family / Freeform, Shadowhunters, que fue nominada recientemente al Programa de Televisión Cable / Fantasía de Ciencia Ficción Favorito en los People’s Choice Awards. También se encuentra actualmente en postproducción en el thriller de Fox Searchlight, Antlers, también coproducido por Del Toro y dirigido por Scott Cooper, y cuyo lanzamiento está programado para principios de 2020.

Su próximo proyecto cinematográfico es Nightmare Alley, protagonizado por el siete veces nominado al Oscar®, Bradley Cooper, bajo la dirección de Guillermo Del Toro para Fox Searchlight.

Desde junio de 2014, Elizabeth Grave, p.g.a. (Productora) se ha desempeñado como Vicepresidenta Senior de Producción en Lost City, una productora independiente y financiera, para la cual actualmente produce la película original de Netflix Desperados, que acaba de terminar con la fotografía principal en México, dirigida por LP y protagonizada por Nasim Pedrad, Anna Camp y Lamorne Morris. Además, se desempeñó como productora ejecutiva en Buffaloed, de Tanya Wexler, protagonizada por Zoey Deutch, que se estrenó con excelentes críticas en el Festival de Cine de Tribeca. También fue productora ejecutiva de la película Newness, de Drake Doremus, protagonizada por Nicholas Hoult y Laia Costa, y fue coproductora de ARQ, una colaboración de Tony Elliot con Netflix, protagonizada por Robbie Amell y Rachel Taylor.

Antes de unirse a Lost City, Grave era socia en 1212 Entertainment, una compañía de producción impulsada por IP que adquirió y desarrolló la serie Scary Stories, de Alvin Schwartz, así como la atesorada Lone Wolf And Cub, de Kazuo Koike, creada en Paramount, que ella está produciendo junto a Justin Lin. Bajo un primer acuerdo con Sony AXN Networks, también supervisó la sala de escritura para la serie Overnight de 10 episodios de una hora de duración.

Anteriormente, Grave se desempeñó como ejecutiva de desarrollo en Groundswell Productions y se unió a la compañía desde su inicio. Trabajó junto al CEO de Groundswell, Michael London, durante la producción de nueve películas, entre las que se incluyen, la película de Gus Van Sant ganadora del Oscar®, Milk; la nominada al Oscar®, The Visitor, de Tom McCarthy; All Good Things, de Andrew Jarecki; The Informant, de Steven Soderbergh, y Appaloosa, dirigida por Ed Harris.Grave comenzó su carrera en Creative Artists Agency, donde trabajaba para Roeg Sutherland en Film Finance Group.

Roman Osin, BSC (Director de fotografía) nació en Leipzig, en la antigua Alemania Oriental. Bendecido con un ojo natural para la poesía de la luz, el movimiento y el encuadre, pasó su adolescencia enganchado al cine y la fotografía, y asistió a la escuela de cine en Londres para forjar su futura vocación. Comenzó su carrera como director de videos musicales antes de regresar a la prestigiosa Escuela Nacional de Cine y Televisión, para enfocarse en la cinematografía.

Inmediatamente después de su exitosa colaboración como director de fotografía en una película estudiantil que ganó el premio de cine Estudiante de Cannes, su primer largometraje lo hizo subir a un avión a la India para filmar el debut dos veces ganador del premio BAFTA por Asif Kapadia, The Warrior, que ganó varios premios de cinematografía y puso en marcha su carrera. A ésta le siguió una serie de películas galardonadas, incluyendo la adorada Pride and Prejudice, dirigida por Joe Wright; la aclamada por la crítica NEDs, dirigida por Peter Mullen; el thriller psicológico de Kapadia, Far North y, más recientemente, Autopsy of Jane Doe, dirigida por André Øvredal.

David Brisbin (Diseñador de producción) ha producido más de 25 largometrajes, desde independientes como Drugstore Cowboy, My Own Private Idaho, Exorcism of Emily Rose e In the Cut las comerciales como Twilight: New Moon y The Day the Earth Stood Still. Se ha especializado en películas de pepoca como Race y Operation Finale. Como ganador de Henry Luce Foundation Scholars Grant, trabajó como reportero de noticias de televisión en Manila, donde cubrió el colapso del régimen de Marcos. Ha dirigido varios documentales sobre Asia, incluyendo la película Nice Hat! Five Enigmas in the Life of Cambodia. Brisbin se formó inicialmente en arquitectura (BFA, Rice University) y realizó una pasantía en la oficina del notable arquitecto estadounidense Robert Venturi. Hizo una residencia en New Media en el Canadian Film Center y estudió cine (MFA, California Institute of the Arts) bajo la tutoría de Alexander Mackendrick.

Patrick Larsgaard (Editor) proviene de una pequeña ciudad rural de Noruega con solo 600 habitantes. Comenzó en la industria como primer editor asistente y editor agregado de películas y comerciales mientras estudiaba en la escuela de cine NISS en Oslo. Ha trabajado en numerosos largometrajes y series de televisión como editor. Trabajó como editor adicional en Trollhunter. Desde entonces ha editado largometrajes como The Autopsy of Jane Doe, DRIB y Mortal. Además, Larsgaard ha editado muchos comerciales galardonados, tanto nacionales como extranjeros.

Ruth Myers (Diseñadora de vestuario), nominada al premio de la Academia® en dos ocasiones (Emma, The Addams Family) ha contribuido con su estilo partículas en películas tan diversas como, The Golden Compass (por la que recibió el premio Costume Designer’s Guild a la Excelencia en una Película de Fantasía); The Painted Veil, basada en la novela de W. Somerset Maugham, y protagonizada por Naomi Watts, Edward Norton y Live Schreiber; The Deep Blue Sea, dirigida por Terence Davies a partir de una adaptación de la obra de Terence Rattigan y protagonizada por Rachel Weisz y Tom Hiddleston; la película de fantasía de ciencia ficción de Gil Kenan, City of Ember, protagonizada por Saoirse Ronan y Bill Murray (por la que fue nominada al premio Satellite); L.A. Confidential, del director Curtis Hanson, (por la que recibió una nominación al premio BAFTA), y la película de HBO de Philip Kaufman, Hemingway & Gellhorn, protagonizada por Nicole Kidman, Clive Owen y David Strathairn (por la que recibió una nominación al premio Primetime Emmy).

Más recientemente, Myers diseñó el vestuario de The Legend of Tarzan, de David Yates; Mortdecai, dirigida por David Koepp y protagonizada por Johnny Depp y Gwyneth Paltrow; Molly Moon: The Incredible Hypnotist, protagonizada por Emily Watson, Dominic Monaghan y Joan Collins; Effie Gray, escrita y protagonizada por Emma Thompson, y Vampire Academy, dirigida por Mark Waters.
Nacida y criada en Manchester, Inglaterra, se formó en el St. Martin’s College of Art de Londres, luego fue a trabajar al Royal Court Theatre, seguida de un año trabajando en el repertorio. Regresó a Royal Court, donde contribuyó con al menos 15 producciones, incluyendo Hotel in Amsterdam y Time Present, de John Osborne, y Stag, de David Hare.

Comenzó diseñando películas inglesas de bajo presupuesto como, Smashing Time (ahora famoso por su aspecto Mod que define la época); A Touch of Class; Ruling Class y The Twelve Chairs, de Peter Medak. Persudida por Gene Wilder para mudarse a Estados Unidos, colaboró con él en World’s Greatest Lover, The Woman in Red y Haunted Honeymoon. Más tarde diseñó Galileo y The Romantic Englishwoman, de Joseph Losey; The Firm, de Sydney Pollack; tres películas para Fred Schepsi: Plenty, The Russia House e I.Q.; And Justice for All, de Norman Jewison; Altered States, de Ken Russell; Something Wicked This Way Comes, de Jack Clayton.

Sus créditos cinematográficos adicionales incluyen tres con el escritor/director Douglas McGrath: Infamous, protagonizada por Daniel Craig y Sandra Bullock; Nicholas Nickleby, protagonizada por Charlie Humman, Jamie Bell y Christopher Plummer; Proof of Life, de Taylor Hackford; Deep Impact, de Mimi Leder; Cradle Will Rock, dirigida por Tim Robbins; Mr. Saturday Night, escrita y dirigida por Billy Crystal; The Marrying Man, escrita por Neil Simon; The Accidental Tourist, de Lawrence Kasdan, y dos películas para la directora Jocelyn Moorhouse: A Thousand Acres, protagonizada por Michelle Pfeiffer, Jessica Lange y Jennifer Jason Leigh, y How to Make An American Quilt, protagonizada por Winona Ryder, Ellen Burstyn y Anne Bancroft.

Asimismo, Myers diseñó el vestuario para el episodio piloto de Carnivàle, de HBO, y también los loo para la serie completa. Por su labor recibió los premios Primetime Emmy y Costume Designers Guild.

En 2008, s recibió el premio al Logro Profesional del Costume Designers Guild Marco Beltrami (Compositor) es un compositor que ha sido nominado al premio Oscar® en dos ocasiones. Ha colaborado con muchos directores cinematográficos icónicos como Kathryn Bigelow, James Mangold, Angelina Jolie, Robert Rodriguez, Luc Besson, Guillermo Del Toro, Wes Craven, Alex Proyas, Jonathan Mostow, Roland Joffé, Jodie Foster, David E. Kelley y Tommy Lee Jones.

El compositor estableció una reputación temprana como innovador de género con su banda sonora de terror no tradicional para la franquicia Scream. La paleta musical de Beltrami se ha expandido a prácticamente todos los géneros cinematográficos. Además, ha recibido elogios por su música, incluyendo las nominaciones al premio de la Academia® a la Mejor Banda Sonora por: 3:10 to Yuma, protagonizada por Russell Crowe y Christian Bale, y a la ganadora a la Mejor Película The Hurt Locker, protagonizada por Jeremy Renner. En 2011, ganó un premio Golden Satellite (Mejor Banda Sonora del Año) por Soul Surfer. Musicalizó la película de Marvel Logan y el debut como director de Angelina Jolie, First They Killed My Father. También compuso el tema del exitoso videojuego Fortnite. Recientemente compuso la música del éxito de taquilla A Quiet Place, aclamado por la crítica, que fue nominado a un Globo de Oro® a la Mejor Banda Sonora y preseleccionado como Mejor Banda Sonora para los Oscars®, Velvet Buzzsaw, de Dan Gilroy para Netflix, y el documental de National Geographic ganador del Oscar® 2019, Free Solo, por el cual recibió una nominación al Emmy (con el cocompositor Brandon Roberts) en la categoría Composición Musical Excepcional para un Documental, Serie o Especial.

Ha prestado su voz a películas tan exitosas como Live Free or Die Hard, Terminator 3: Rise of the Machines y I, Robot. Sus otras bandas sonoras incluyen The Homesman, dirigida por Tommy Lee Jones; la comedia zombie Warm Bodies, dirigida por Jonathan Levine: la última entrega de la serie de acción Bruce Willis, A Good Day To Die Hard; Snowpiercer, protagonizada por Chris Evans y dirigida por Joon-ho Bong; el thriller de acción Brad Pitt, World War Z; The Wolverine, de James Mangold; la remake del clásico éxito de terror, Carrie; The Fantastic Four, dirigida por Josh Trank; la comedia navideña de Columbia Pictures, The Night Before, también dirigida por Jonathan Levine y protagonizada por Seth Rogan y Joseph Gordon Levitt, y The Shallows, protagonizada por Jack Huston y Blake Lively.

Más recientemente, Beltrami ha compuesto la música de The Twilight Zone. de Jordan Peele, para CBS All Access; la comedia de Lionsgate, Long Shot, protagonizada por Charlize Theron y Seth Rogen, y la protagonizada por Zac Efron, Extremely Wicked, Shockingly Vile, and Evil. Entre sus próximos proyectos se incluye el drama de acción de Twentieth Century Fox, Ford v. Ferrari, dirigida por James Mangold y protagonizada por Christian Bale y Matt Damon, y Underwater (Twentieth Century Fox), dirigida por William Eubank y protagonizada por Kristen Stewart.

Al completar sus estudios universitarios en la Universidad de Brown, Marco Beltrami ingresó a Yale School of Music con una beca. Su búsqueda de la composición musical lo llevó a Venecia, Italia, para un período de estudio con el maestro italiano Luigi Nono y luego a Los Ángeles gracias a una beca con el compositor ganador del Oscar® Jerry Goldsmith.

Anna Drubich (Compositora) nació en Moscú. Desde temprana edad, estuvo expuesta a la música y comenzó a tomar clases de piano a la edad de 8 años. Estudió con Eliso Virssaladze en el Moscow Chopin Music College (1998-2002) y obtuvo su licenciatura y maestría en la Escuela de Artes Escénicas de Munich. (2002-2008) bajo la tutela del profesor Franz Massinger.

Además de sus esfuerzos de piano, Drubich ha estado escribiendo música, centrándose en la composición de películas. Su primer proyecto de música para cine fue la partitura de la película About Love (2002), que recibió el premio a la Mejor Música en el Festival Nacional de Cine Ruso Kinotavr. Después de este éxito, decidió continuar sus estudios de Composición de Cine en la Escuela de Artes Escénicas de Munich, bajo la guía de NJ Schneider y se graduó en julio de 2011. En el verano de 2010, fue elegida entre una de los 5 compositores de todo el mundo para pasar un mes en Aspen, Colorado, EE. UU., estudiando y componiendo con los principales compositores de Hollywood, Jeff Rona, DavidNewman y Jack Smalley. En mayo de 2012, se graduó de la Universidad del Sur de California, donde terminó el prestigioso programa Scoring for Motion Pictures and Television. En el verano de 2018, ganó una beca para compositores en el laboratorio de Sundance Film Music.

Su diverso cuerpo de trabajo se puede escuchar en la televisión, en el cine y en el teatro e incluye películas animadas, documentales y obras de teatro. Ha escrito partituras para más de 35 grandes proyectos de cine y televisión de Estados Unidos, Dinamarca, Alemania, Rusia, España y Egipto. Las películas que musicalizó fueron galardonadas en el Festival de Cine de Londres, el premio Annie, el Festival de Cine Kinotavr, el premio NIKA, el Festival de Cine USC, el Festival Internacional de Cine de Moscú y muchos más.

Además de su música para las artes visuales, Drubich ha participado intensamente en la composición musical para la sala de conciertos. Varias obras, desde sonatas para instrumentos solistas hasta música de cámara y piezas de orquesta, fueron interpretadas en prestigiosos festivales internacionales de música por músicos famosos. Drubich tiene la gran fortuna de poder trabajar con músicos de fama mundial como Valery Gergiev, Yuri Bashmet, David Geringas, Evgeny Tonkha, Boris Andrianov y otros.